La tecnología nunca deja de sorprenderme. Lo malo es que existen dos tipos de sorpresas. Y dentro de la clasificación de sorpresas no muy agradables tengo dos ejemplos en un sólo día:
 
– En este mismo blog empecé a notar que los comentarios aparecían dos horas antes de que los agregara… me explico: el comentario lo hice a las 8:00, pero en el blog aparece como creado a las 6:00. Como ya me había pasado algo similar, revisé la configuración del blog, y me encuentro con que el huso horario es "GMT -6:00 México, Guadalajara, Monterrey". Posible sospechoso; modifico la zona horaria a "GMT -6:00 Central Time" que es exactamente lo mismo y ¡magia! funciona adecuadamente.
 
Este es un bug conocido. Lo peor del caso es que es un bug conocido desde, creo yo, ¡Windows NT 4! Y justo tenía que fallar la zona horaria de México, en lugar de la "GMT -12:00 Zaschazowaputtu Islands" donde nada más hay una isla habitada y ni las computadoras conocen. La fatalidad nos persigue hasta en los sistemas operativos.
 
– Un caso más triste: una aplicación hecha utilizando Flash de Macromedia funciona a la perfección, hasta que a Macromedia se le ocurre lanzar la nueva versión 8 que, como la experiencia nos ha enseñado, debería ser compatible con las versiones anteriores pero no lo es. La aplicación dejó de funcionar y será necesario modificarla.
 
Este tipo de cosas son las que me hacen pensar seriamente en dejar el negocio de la tecnología y dedicarme a vender tacos. Por lo menos no necesitamos una boca diferente para comer una nueva versión de tacos al pastor.
Anuncios