No soy muy aficionado al beisbol. Comparto la opinión de Homero Simpson de que, sin cerveza, el juego es muy aburrido. Pero ayer los Medias Blancas de Chicago se coronaron campeones de la Serie Mundial, barriendo a los Astros de Houston en 4 juegos.
 
En la jugada más espectacular (???), el parador en corto de los Medias Blancas se lanzó hacia las tribunas para recuperar una bola que brincó la barda de faul, acomodándose tremendo costalazo. Considerando que estaban en estadio contrario, es interesante ver que los aficionados respetaron al jugador; aquí en México de seguro se hubiera llevado un baño de cerveza o de agua de riñón, una sarta de mentadas y uno que otro "recuerdito" de los aficionados, sin faltar la tradicional agarradita de nalga.
 
Los Medias Blancas no eran campeones desde 1917, rompiendo una "rachita" de 88 años. Eso me da algo de esperanza, los changas apenas llevan 13 años sin título (de seguro llegarán a 15). Por cierto, ayer ganaron 2-1 y sin D.T.; se me hace que ya tenían problemas del tipo personal con el "güero" Saldívar.
Anuncios