Archive for diciembre, 2005


Chascarrillos navideños

Desisto de mi intención de publicar un chiste cada semana, por no contar con el tiempo ni con el suficiente material (¡se aceptan contribuciones!)
 
Incluyo aquí unos chistes navideños, ¡breves y muy crueles! ¡Feliz Navidad!

– Oye, papá, ¿por qué estás poniendo el arbolito de navidad en junio?
– ¿Y tú crees que con esa leucemia vas a llegar a diciembre?
 
La niña abre su regalo navideño.
– ¡Ay, no! ¡Otro vestido con faldón! ¡Ya no quiero vestidos con faldones!
– ¡Cállate niña! ¿O cómo quieres que te tapemos tu silla de ruedas?
 
En un hospital de niños parapléjicos, le preguntan a uno de los niños:
– A ver, Juanito, ¿qué vas a querer que te traiga Santa Claus?
– ¡Quiero unas toallas femeninas con alas autoadheribles!
– ¿Queeeé? ¿Y para qué quieres esas toallas?
– Es que en el comercial de la tele dice que con esas toallas puedo correr, bailar, nadar, montar a caballo…
 
Llega el presidente Fox a una comunidad indígena en Chiapas, de esas que están sumidas en la miseria. Los niños, todos flacos y desnutridos se acercan al presidente, quien les dice:
– Queridos niños y niñas, ahora sí se les apareció Chente Clós. Para que se diviertan esta navidad y ahorita que están de vacaciones, el gobierno mexicano les va a regalar unos bonitos Pleistéichons, para que jueguen con sus hermanitos y sus hermanitas.
En eso, Martita jala del brazo al presidente, y le dice en voz baja:
– ¡No manches, Chente! ¿Cómo que Playstations? ¡Si estos pobres niños ni comen!
– ¡Ah,no! ¡Si no comen bien, no hay Playstations!
 
El niño abre su regalo de navidad.
– ¿Qué es esto? ¿Una bicicleta? ¡Pero si yo quería un tren eléctrico!
– ¡Cállese, escuincle malagradecido! ¡Además de paralítico, quejumbroso!
 
El hermanito mayor está jugando con un yoyo, que fue su único regalo de navidad. El hermanito menor se acerca y se burla de él.
– ¡Mira, yo tengo un tren eléctrico y tú no-o!
Después de un rato regresa con el hermano, que sigue jugando con su yo-yo.
– ¡Mira, yo tengo una bicicleta y tú no-o!
El hermano le lanza una mirada de coraje, pero no le dice nada y sigue jugando con su yo-yo. Al rato, el hermanito regresa.
– ¡Mira, yo tengo una autopista y tú no-o!
El hermano mayor se levanta y le dice:
– ¡Mira, yo no tengo cáncer y tú sí-i!
 
Llega una niñita con su mamá:
– Mamá, ¿me das unas galletitas?
– No hija, estoy arreglando el árbol de navidad.
Pasa un rato y regresa la niña.
– Mamá, ¿ahora sí me puedes dar unas galletitas?
– Que no, niña, estoy arreglando el nacimiento.
Luego de unos minutos la niña regresa.
– ¡Ándale, mamita, dame por favor unas galletitas!
La mamá voltea enfadada:
– ¡Mira, niña! Vas a la cocina y con tus manitas colocas un banquito. Luego, te subes al banquito y con tus manitas bajas el frasco de las galletitas. ¡Y con tus manitas te comes todas las galletitas que quieras! ¿Entendiste?
La niña muy triste le contesta:
– Mamá, ¡pero si tú sabes que yo no tengo manitas!
– ¡Ah! ¿No hay manitas? ¡No hay galletitas!
 
Para terminar, uno de gallegos:
 
– A ver, Venancio, querido, sal de la casa y dime si las lucecitas de navidad funcionan.
– ¡Jolines, déjame revisar!
Venancio sale de la casa y revisa las luces
– Sí funcionan… no funcionan… sí funcionan… no funcionan… ¡Joder, que problema!
Anuncios
Aunque sé que no me va a contestar, le quiero hacer una pregunta a AMLO.
 
Estimado señor don Peje… usted que siempre está cuestionando los altos salarios de los funcionarios (cosa en lo que estoy muy de acuerdo), ¿qué opina sobre el gobernador perredista de Guerrero, Zeferino Torreblanca, quien está solicitando al congreso de su estado un aumento de sueldo, para ganar la nada despreciable suma de $438,000.00 pesos al mes, sin importarle que gobierna a uno de los estados más pobres del país? Y cuando dice que si llega a ser Presidente va a eliminar los sueldos altos, ¿también se refiere a estos funcionarios, aunque sean compañeros de partido? Es pregunta.

Qué chula es Puebla

En verdad que la ciudad de Puebla es una de las más bellas del país. Perfectamente bien trazada, con muchos parques y edificios coloniales y del siglo 19, una ciudad donde es prácticamente imposible perderse; incluso se afirma que la ciudad fue trazada "por los mismos ángeles". No, Puebla no fue trazada por los ángeles; es la prueba viva de que cuando los mexicanos nos olvidamos un poco de que somos mexicanos y nos ponemos a planear, nos salen muy bien las cosas.

¡Qué chula es Puebla! Desafortunadamente, no podemos decir lo mismo de algunos de sus habitantes. En particular, me refiero al empresario Camel Nacif y al gobernador Mario Marín.

El empresario ha demandado a la periodista y escritora Lydia Cacho, por supuesta difamación, ya que se le vincula en el libro "Los Demonios del Edén" con el pederastra Jean Succar Kuri. En el libro, la escritora afirma que Nacif es amigo cercano de Succar Kuri, y que no sólo lo ha protegido de las acusaciones de abuso sexual de menores, sino que incluso ha participado también del ilícito, según los testimonios de algunas de las víctimas que Lydia Cacho recopila en su libro.

Por su parte, Mario Marín declaró culpable públicamente a la escritora desde antes de que se le dictara sentencia. Es también de suponerse que hay tráfico de influencias, pues la denuncia se aplicó en Puebla a pesar de que la escritora vive en Cancún y que el libro se publicó en el DF. Para hacer más evidente la situación, la procuraduría de Puebla ya dictó acto de formal prisión contra la periodista.

Lo curioso es que la PGR no ha levantado cargos contra Camel Nacif (pero sí contra Succar Kuri, quien actualmente enfrenta el juicio por prostitución y abuso de menores). ¿De qué se quiere defender el empresario? Por otra parte, los cargos de difamación no deberían aplicar, pues la periodista no ha hecho más que reproducir testimonios y documentación legal existente. En una actitud de prepotencia, se pretende cortar la cabeza al mensajero de malas noticias; recuerdo ese dicho que cita "explicación no pedida, culpabilidad manifiesta". Pero el empresario en lugar de dar explicaciones que nadie ha pedido, actúa en contra de una periodista que está haciendo su trabajo y que denunció un terrible caso de abuso infantil. Mientras que el "gobernador", como títere, apoya incondicionalmente al empresario.

Este caso de ataque contra el periodismo es igual de grave que las agresiones a los periodistas en el norte, y que las represiones contra los diarios en Oaxaca. Tristes casos que siguen presentándose en un país donde el gobierno federal ha mostrado mayor apertura y tolerancia en pro de la libertad de prensa.

Vale la pena recordar que hace ya un año (el 26 de diciembre) que ocurrió una de las más terribles catástrofes naturales en este planeta. El Tsunami que golpeó sin piedad el sureste de Asia dejó un saldo de más de 200,000 muertos, y es el desastre natural más grande del que se tiene registro.
 
Queda mucho para la reflexión y discusión. Se habla mucho de que la cantidad de muertos se explica por las condiciones de pobreza de algunos de los países afectados, y de su falta de infraestructura para las labores de rescate y reconstrucción. Se comenta también sobre la pobre prevención que se tuvo (mucho se ha dicho sobre las estaciones que detectaron el tsunami horas antes, que reportaron el evento oportunamente a las autoridades de las zonas afectadas, y que nadie hizo nada.) También amerita comentario el esfuerzo y solidaridad de muchos pueblos con las zonas afectadas. Pero estos eventos también sirven para reconocer, con humildad, que somos impotentes ante estas fuerzas naturales.
Hoy es día de los Santos Inocentes. Recordemos algunos de estos "inocentes" no tan santos…
 
– Arturo Montiel
– Michael Jackson
– Los Bribiesca (hijos de Martita)
– René Bejarano
– El "Chapito"
– Raúl Salinas
– El señor Manuel López (alias "el Peje")
– Carlos Imaz
 
… y una larga lista de personajes nefastos que salieron impunes de sus fechorías. Solamente me queda recordarles que la justicia de la vida no se puede comprar, como sucede con la justicia de los jueces.

Turibús

Lleva una semana de operaciones el Turibús, y no se ha subido nadie. Al parecer, el rancho no cuenta con los atractivos turísticos suficientes para necesitar de este servicio (no me imagino a un grupo de turistas japoneses tomándole fotos a un carrito de guacamayas, a un puesto de cebadinas, o al tradicional "tope" orgullosamente leonés).
 
O a lo mejor es falta de información. ¿Sabe alguno de ustedes por dónde pasa el Turibús, o en dónde se puede tomar? ¿Sabe alguien cómo es el Turibús? ¿Sabe alguien que existe el Turibús?
 
Y si los oriundos no sabemos, pues menos los escasos turistas del rancho.
"La realidad dolorosa" les desea feliz navidad (retrasada) y próspero año nuevo electoral 2006 a nuestros millones de lectores (!).
 
Ya en serio, les deseamos que pasen una feliz temporada de fin de año en compañía de sus seres queridos.

El muro impermeable

Mucho se ha comentado sobre el muro que desean construir los estadounidenses a lo largo de la frontera con nuestro país. Las expresiones de enojo e indignación sobran. Y es comprensible: el muro, además de costoso, no detendrá la migración, y solamente muestra un rostro intolerante y xenofóbico del gobierno norteamericano.
 
Pero, como las monedas, cada historia tiene dos lados. Un artículo publicado hoy por Sergio Sarmiento me hizo reflexionar sobre el tema. El periodista menciona que nuestras leyes de inmigración son mucho más estrictas que las de los Estados Unidos, y por eso hay muy pocos extranjeros trabajando en nuestro país. Nos invita también a preguntarnos ¿es mejor o peor el trato que reciben los indocumentados mexicanos en Texas que el que reciben los indocumentados centroamericanos en Chiapas? ¿Cómo estamos tratando a los inmigrantes guatemaltecos, salvadoreños, nicaraguenses? ¿Nos hemos dado cuenta de la discriminación que nosotros mismos aplicamos contra los extranjeros en nuestro país, sean o no ilegales?
 
Por otra parte, la razón de que existan miles de inmigrantes ilegales en Estados Unidos es porque México no ha sido capaz de darles los empleos y el nivel de vida que los Estados Unidos sí ofrecen (o parecen ofrecer). Mientras los ingresos en Estados Unidos sigan siendo 10 veces mayores a los de México para el mismo empleo, mientras los impuestos que se pagan en nuestro país sigan siendo mucho mayores en proporción que los que se pagan allá, mientras que las tasas de desempleo sean tan dispares entre ambos países, seguirán existiendo inmigrantes ilegales que, irónicamente, le brindan su segunda fuente de ingresos al mismo gobierno que los obligó a abandonar su país.
 
Si, debemos criticar a los Estados Unidos. Las medidas propuestas son adecuadas para el siglo pasado, y tan efectivas como un cerillo quemado; la xenofobia y la segregación no pueden justificarse. Pero también debemos de mirarnos en el espejo y revisar nuestras leyes de inmigración y nuestras políticas económicas, antes de rasgarnos las vestiduras y criticar a nuestros vecinos del norte. Antes de criticar el racismo de los gringos, revisemos nuestro propio racismo contra los extranjeros y naturalizados. No sea que nos mordamos la lengua muy fuerte.
Ese es el tiempo aproximado que toma dar de alta una empresa en México. Lo sé porque en donde trabajo acabamos de cambiar de dueño y razón social… y nos tomó tres meses de trámites para poder facturar con la nueva razón social.
 
Y eso que tuvimos la ayuda de asesores, abogados y personal de la anterior empresa para ahorrarnos trámites y cargos que de otra forma tendríamos que haber realizado, muchos de ellos innecesariamente, sólo por no conocer a fondo el laberinto de leyes de nuestro país. Calculo que para una persona interesada en invertir un capital y crear una empresa nueva, el proceso debe tomar cerca de un año, con costos muy elevados.
 
Recuerdo que en alguna ocasión me comentaron que en un país europeo (creo que Suecia o Noruega) el proceso para dar de alta una nueva empresa consiste en ir a una oficina creada para ese fin, llenar un formato, presentar algunos documentos y listo. El proceso en total tarda como una hora.
 
Ahora bien, yo entiendo que deben existir esos trámites. En este país se nos da la transa, y para evitar que se creen empresas ficticias donde se puedan aplicar operaciones de compra venta fraudulentas, se pide un sinnúmero de requisitos y se aplican muchos candados al proceso. Sin embargo, se nos olvida que la corrupción existe, y el que quiere hacer el gochupo simplemente suelta dinero para brincarse todos los requisitos y validaciones que están ahí para evitar los fraudes.
 
Como resultado, los gandallas siguen haciendo sus trácalas sin problema (y pruebas abundan), mientras que los pequeños empresarios con buena voluntad se la ven complicadísima para integrar una empresa nueva y hacerla rentable. Por eso que no nos extrañe la falta de empleos en este país, cuando el mismo gobierno pone un sinfín de trabas para quienes quieren trabajar y dar trabajo a otros. Para empeorar las cosas, tenemos a políticos populistas que ven a los empresarios como "enemigos del pueblo", "capitalistas adoradores del imperio" (como imperio nos referimos a los Estados Unidos, no al imperio de Darth Vader) "explotadores del proletariado" y demás términos que usaban mucho los revolucionarios de izquierda de hace 80 años.

Robo en despoblado

Ola de robos este pasado fin de semana.
 
Para comenzar, el viernes hubo 6 asaltos en el rancho; de ellos, solamente uno fue frustrado por la policía y otro al parecer fue un robo falso (un "autorrobo" o algo así). Comienzan a ser frecuentes los asaltos en el rancho, y es preocupante porque tradicionalmente ésta ha sido una ciudad relativamente tranquila en este aspecto; más preocupante es que al parecer algunos fueron asaltos con violencia.
 
Y el domingo hubo otros dos robos descarados. El primero, de Marco Antonio Rodríguez (el famoso "chiquidrácula") que expulsó así nada más a tres jugadores del Monterrey, forzando a que fueran derrotados por el Toluca en una final de torneo decepcionante. El segundo robo lo cometió un señor llamado Carlos Amarilla, que dice que es árbitro, y que solamente mostró cartón preventivo al "Pato" Abbondanzieri en una jugada donde se aplica roja directa por regla. ¿Qué tanto celebra el Boca, si necesitan que les den este tipo de ayuda para derrotar en casa a un equipo mexicano, que por cierto no está en su mejor momento?
Lo que son las cosas, ahora me toca soltar algo de carrilla a mis queridos cuasipaisanos de Guanajuato capital… tengo amigos y familiares ahí que siempre se han jactado de que su ciudad es limpia, segura y con pura gente culta que se sabe de memoria varios capítulos de "El Quijote"; nada que ver con nuestro rancho puerco, peligroso, lleno de ratas y de puro zapatero que ni leer sabe.
 
Pues nada, que en el periódico apareció una nota muy interesante. Resulta que el municipio de la bella ciudad colonial decidió adquirir 4,000 macetas con nochebuenas, pues además de baratas se ven bonitas. Estas macetas adornan la ciudad para estas fiestas navideñas; bueno, más bien adornaban: en menos de una semana las macetas fueron desapareciendo misteriosamente. Todavía más extraños son los casos donde la maceta seguía presente, pero la nochebuena se había esfumado, como por arte de magia.
 
¿Acaso los Zetas, en una nueva vertiente de delincuencia, han llegado a la capital del estado a robar nochebuenas? ¿Será posible que el narco haya encontrado una forma de procesar la sabia de esta planta, para obtener "polvo de ángel" más económico? ¿O será que Bejarano y Montiel pasaron por unas macetitas para decorar sus humildes fincas? ¿O quizá el "PeJeDe" (antes conocido como el PRD) las retiró e impuso una controversia constitucional, porque las nochebuenas violan la tregua de campaña al portar con total proselitismo los tres colores del PRI?
 
Nada de eso. Simplemente los ciudadanos (sí, esa gente culta, respetuosa y cosmopolita de la que hablábamos) consideraron que el municipio finalmente les devuelve parte de sus impuestos, y que les puso a su completa disposición estas hermosas flores que, sin empacho, se llevaron con toda tranquilidad.
 
Ni modo, queridos amigos. Ahora les tocó a ustedes protagonizar esta por demás bochornosa nota (nada más bochornosa, no es para tanto). Para que vean que en todos lados se cuecen habas, y ratas hay hasta en la "Capital Cervantina de América".
Hoy cumple años mi hermana Paty. Desde aquí le mando un afectuoso saludo y un abrazo, al no poder hacerlo en persona.

La Guadalupana… la Guadalupana…

Hoy es día de la Virgen de Guadalupe, la celebración religiosa más importante de nuestro país. Recuerdo haber escuchado que las congregaciones en La Villa son las segundas en cantidad de fieles en toda la Iglesia Católica (solamente las superan las de algunas festividades en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano).
 
El domingo asistí a misa (acostumbramos ir los domingos), y noté que la cantidad de asistentes era muy superior a lo normal. Seguramente, muchos de los presentes solamente van a misa cuando es la fiesta de la Guadalupana. Recordé entonces algo que el Papa Juan Pablo II decía: "… en México, el 90% de los mexicanos son católicos, ¡pero el 100% son guadalupanos…!"
 
Ahora bien, yo nunca me he considerado guadalupano; nada más católico. ¿Por qué? No lo sé. Nunca me inculcaron en mi casa la devoción a la Virgen de Guadalupe. Por eso, tampoco me obligaron a ver las churripelículas que siempre pasan por Televisa (deben recordarlas, esas donde sale Juan Diego de ojo azul, rubio y con cairelitos, y de la Virgen solamente se escucha una voz de locutora de radio, además de que en toda la película se oye de fondo musiquita de lo más empalagosa). Qué bueno, porque si me hubieran obligado a verlas ahora en lugar de indiferencia tendría repulsión hacia esta celebración. Recuerdo en particular una en donde salía una escuincla odiosa que, si no es por intervención milagrosa de la Virgen de Guadalupe, de seguro la ahorcaban el director, el camarógrafo y los maquillistas.
 
Sin embargo, esta situación me permitió analizar con más objetividad el debate que se llevó a cabo hace algunos años, con motivo de la canonización de San Juan Diego. En ese entonces, había acaloradas discusiones sobre la autenticidad de las apariciones del Tepeyac. Algunos religiosos afirmaban que no había pruebas suficientes de las apariciones de la Virgen y, por lo tanto, era insensato canonizar a un personaje imaginario como Juan Diego. Deben recordar, sobre todo, al Abad de la basílica Guillermo Shulenburg, quien era de los principales opositores a la canonización (pero que sin empacho vivió durante varios años del culto a la Virgen.)
 

Se entiende que, sin evidencia suficiente, lo más sano era posponer la canonización de Juan Diego, desde el punto de vista meramente práctico. ¿Por qué entonces canonizaron a Juan Diego? Había muchas razones para esto:

  • Al canonizar a Juan Diego, se legitimizan las apariciones de la Virgen. La única prueba palpable hasta el momento era el ayate con la imagen de la Guadalupana. Pero unos pocos años antes, se le habían hecho pruebas científicas (por los mismos científicos que afirman que el manto de Turín, la Sábana Santa, es falso) que ponían en duda la autenticidad del ayate milagroso. Y aunque el ayate fuese auténtico, éste solamente sería milagroso por sí mismo, pero no probaría que las apariciones realmente ocurrieron. Juan Diego es pieza clave en este aspecto.
  • La canonización de un indígena de cierta forma acallaba un poco los rumores sobre racismo que de una u otra forma se han manifestado contra la Iglesia. Existen casos de indígenas en vías de beatificación, algunos con evidencia más o menos clara, que la Iglesia ha visto con cierta indiferencia.
  • Además, existe otro detalle menos "divino": diversas sectas han tenido en los últimos años un avance considerable entre las comunidades indígenas. La canonización fue entonces una forma de detener un poco a estas sectas (ignoro si resultó efectivo el método.)
Veo entonces argumentos válidos en ambas posturas, algunos religiosos, otros no tanto. Para concluir, mi opinión es la siguiente: Tal vez la Virgen no se apareció nunca en el Tepeyac; tal vez Juan Diego sea un personaje de la fantasía; pero estoy convencido de que el culto a la Guadalupana es real, y quien lo dude solamente debe observar a las multitudes que se congregan en la Villa cada 12 de diciembre. No debemos olvidar que esto es un asunto de Fe, y la Fe no requiere de pruebas, solamente de convicciones.

¡Adiós!

Bueno, finalmente nos cargó Bozo y nos volvimos a quedar fuera del torneo. Otra vez cuesta arriba, a quedar campeones el próximo torneo y ganar el partido de ascenso, o de plano hacernos a la idea de jugar un año más contra equipos desconocidos en lugares recónditos.
 
Aburridísimo partido, por cierto. Pero los chapulineros no tuvieron que escatimar con el marcador: ganaron limpiamente 2-1 para un global de 3-2. Es cierto que no marcaron un penal del tamaño de las casas de Montiel a favor de los verdes, pero eso no justifica un juego donde se vieron carentes de variantes, imprecisos, sin contundencia y descuidados en la marca.
 
Ni modo. Pero seguiremos apoyando a los changas. ¡Siempre fieles, en las malas y en las peores!

El chascarrillo de la semana

OK, la entrada anterior del blog estuvo muy tétrica. Para aligerar el ambiente, y para emparejarme con mis intenciones de publicar un chiste cada semana, aquí está el esperadísimo (¡huy, si!) chascarrillo de la semana.
 

La pareja de esposos llevaba ya 15 años de casados, y durante esos 15 años, el marido siempre había exigido llevar a cabo sus obligaciones maritales más íntimas en la total y completa oscuridad. Sin importar la situación, ni la cantidad de líbido involucrada, invariablemente el marido apagaba las luces, cerraba cortinas y cubría cualquier resquicio de luz que se pudiese colar y así violar la privacidad del precaz momento. Por supuesto, ni pensar en entregarse a tales placeres impúdicos durante el día, acto por demás rechazado por las personas decentes.
 
Claro que después de 15 años, a la esposa se le hacía cada vez más ridícula esa situación, por lo que decidió poner fin a esa extraña manía de su marido. Preparó la cama de tal forma que el cable del interruptor de la lámpara de mesa se encontraba colocado estratégicamente bajo la almohada. La mujer esperó hasta que oscureciera, luego se mostró seductora y provocativa, hasta que logró su objetivo y entraron los dos a la recámara. Mientras el marido llevaba a cabo su ritual de eliminación de luz, la señora se acomodó en la cama y puso el interruptor a su alcance.
 
Al poco rato estaban en lo que estaban, cuando en lo más intenso del intercambio carnal, la señora enciende la luz de golpe. El esposo, sorprendido y encandilado, proyecta su cuerpo hacia atrás. ¡Mayúscula sorpresa se lleva la señora cuando observa que su marido, en su mano, sostenía uno de esos artilugios que se venden en las tiendas para adultos, diseñados con el fin de brindar consuelo a las damas solitarias! Y cabe decir que el tamaño de dicho objeto era bastante generoso, hasta para los conocedores. Peor aún, en la entrepierna del cónyuge se podía apreciar un modesto (muy modesto) miembro viril, flácido como moco de guajolote.
 
La señora, furiosa, sintiéndose humillada, empieza a golpear a su marido, insultándolo. -¡Bastardo IMPOTENTE! ¿Cómo fuiste capaz de engañarme todos estos años? ¡Canalla infeliz!
 
El marido, apenado, como niño al que atrapan copiando en el examen, soportaba las agresiones y los golpes con resignación.
 
-¡Ah, pero ya me lo decía mi madre, que no me casara contigo por INÚTIL! ¡Imbécil! ¿Sabes que esto es causa de divorcio? ¡Poco hombre! ¡Pero esto me lo explicas en seguida!
 
El esposo, sin perder la calma, con voz pausada, le contesta:
 
-Muy bien, de acuerdo. Yo te explico lo del juguetito, y tú me explicas lo de los niños.
A %d blogueros les gusta esto: