Bueno, finalmente nos cargó Bozo y nos volvimos a quedar fuera del torneo. Otra vez cuesta arriba, a quedar campeones el próximo torneo y ganar el partido de ascenso, o de plano hacernos a la idea de jugar un año más contra equipos desconocidos en lugares recónditos.
 
Aburridísimo partido, por cierto. Pero los chapulineros no tuvieron que escatimar con el marcador: ganaron limpiamente 2-1 para un global de 3-2. Es cierto que no marcaron un penal del tamaño de las casas de Montiel a favor de los verdes, pero eso no justifica un juego donde se vieron carentes de variantes, imprecisos, sin contundencia y descuidados en la marca.
 
Ni modo. Pero seguiremos apoyando a los changas. ¡Siempre fieles, en las malas y en las peores!
Anuncios