Ola de robos este pasado fin de semana.
 
Para comenzar, el viernes hubo 6 asaltos en el rancho; de ellos, solamente uno fue frustrado por la policía y otro al parecer fue un robo falso (un "autorrobo" o algo así). Comienzan a ser frecuentes los asaltos en el rancho, y es preocupante porque tradicionalmente ésta ha sido una ciudad relativamente tranquila en este aspecto; más preocupante es que al parecer algunos fueron asaltos con violencia.
 
Y el domingo hubo otros dos robos descarados. El primero, de Marco Antonio Rodríguez (el famoso "chiquidrácula") que expulsó así nada más a tres jugadores del Monterrey, forzando a que fueran derrotados por el Toluca en una final de torneo decepcionante. El segundo robo lo cometió un señor llamado Carlos Amarilla, que dice que es árbitro, y que solamente mostró cartón preventivo al "Pato" Abbondanzieri en una jugada donde se aplica roja directa por regla. ¿Qué tanto celebra el Boca, si necesitan que les den este tipo de ayuda para derrotar en casa a un equipo mexicano, que por cierto no está en su mejor momento?
Anuncios