Hoy, hoy, hoy es el debate de los candidatos. No el viernes… ¡hoy!
 
La expectativa está, por supuesto, en lo que diga y haga el Sr. López. Solamente tenemos una referencia: en el debate por la jefatura de gobierno de hace 6 años, el "peje" llevaba una amplia ventaja en las encuestas sobre su más cercano competidor, Santiago Creel. Después del debate, la ventaja disminuyó drásticamente y por poco pierde la elección (claro que Creel recibió una "manita" con el llamado "efecto Fox", pero la caída en las preferencias fue evidente.) A ver cómo le va esta vez.
 
Para los que prefieran escuchar propuestas y réplicas similares (lo mismo, pero más barato), pueden conectarse a internet y ver el simi-debate de Victor González Torres. Diviértase.
 
Por lo pronto, y para calentar motores, tuvimos nuestro propio debate casero, aquí en el rancho. Los candidatos a alcalde de León debatieron el domingo. No pude ver el debate completo (en parte porque lo sintonicé un poco tarde, en parte porque me dormí en algunos puntos…), pero me quedó claro que el ganador fue Alejandro Gómez del PRI. Se manejó con soltura y confianza en sí mismo, cuestionando a sus adversarios y proponiendo algunas ideas interesantes. Eliseo Martínez se vio más bien conservador y muy tranquilo en sus intervenciones, con las propuestas que ya ha mencionado en otras ocasiones. El perderor del debate fue, en mi opinión, Vicente Guerrero del PAN: se vio pasivo, con poco entusiasmo, leyendo sus argumentos, en momentos hasta demagógico… vaya, hasta parecía que los papeles estaban cambiados: quien no los conoce pensaría que Vicente Guerrero era el candidato del PRI. Si la gente vio el debate, es posible que cambien las tendencias, pero el resultado será el mismo; Vicente Guerrero lleva una ventaja demasiado grande sobre el resto de los contendientes.
Anuncios