Bueno, no puedo quedarme callado ante el peor partido que le hemos visto a la selección mexicana en muchos años.
 
Lo grave no es el resultado (era muy improbable que Angola goleara a Irán para dejarnos fuera), sino la inefectividad del equipo y lo mal que jugaron.
 
Así las cosas, queda claro que el sábado será el último partido de la selección en este mundial. No podemos aspirar a más cosas. Me atrevería a decir que éste es el peor equipo que nos ha representado desde México 86. Si mal no recuerdo, en todos los mundiales desde éste (con excepción de Italia 90, donde no fuimos por la bronca de los cachirules) la selección había pasado a octavos en primer lugar de su grupo y jugando bien. Ahora pasa muy apenas, y con un juego que empeora en cada partido.
 
La nota chusca del día es que durante la transmisión del partido Argentina-Holanda, los comentaristas hacían especulaciones sobre "qué equipo nos conviene para el siguiente partido"… ni la burla perdonan.
Anuncios