"No lo sé, puede ser, a lo mejor, quién sabe… jojoy, jojoy, jojoy."
 
Así decía Carlos Navarrete, cuando tomó la tribuna de la cámara y llamó a sus changuiputados del PRD a bloquear el paso para que nuestro presichente no pudiera dar el informe. Nos avergonzó a todos los guanajuatenses (¿pues qué le pasó, paisano?)
 
Y daba más pena ver a los dipuchangos del PRD, sonrientes, orgullosos, pensando que estaban haciendo historia y solamente hacían el ridículo en uno de los eventos más tristes de nuestra historia política reciente. Lo más curioso, es que la toma de la tribuna la hicieron alegando que era "en reclamo del bloqueo de las calles por parte de la Policía Federal, que viola las libertades de los ciudadanos"… claro que el bloqueo en Reforma lo consideran un tianguis que no afecta a nadie. Patético, indignante; sería chistoso si no se tratara de representantes ciudadanos supuestamente inteligentes, que además reciben su sueldo de nuestro dinero.
 
¿A qué le tiran estos señores? Si pensaban provocar que el presidente Fox violara la ley al no presentar su informe, fallaron: con entregarlo por escrito cumplió con la Consitución. Los que sí violaron la ley fueron los diputados, que impidieron que la Cámara contestara el informe. Y hasta le facilitaron la vida al Presichente: pudo leer su informe sin que nadie lo interrumpiera, sin que le chiflaran o le faltaran el respeto.
 
Las acciones de atacar a un Presidente en el momento en que tiene el índice de aprobación más alto de su gestión, alegando un "bloqueo" de la Policía Federal cuando tienen un plantón abominable en Reforma, y reclamando un fraude que no se ve por ningún lado, son por decirlo de manera amable "poco inteligentes". Esto me convence de que en el interior del PRD existe una mente maestra, maquiavélica, genial, que planea todas estas acciones… infiltrado desde el PAN.
Anuncios