¿No que no? Resulta que el peje-plantón decidió retirarse para que el desfile del ejército se llevara a cabo el 16 de septiembre, como marcan los cánones. Era de esperarse; el ejército normalmente no se anda con jueguitos, y de seguro su negociación fue algo así como: "miren, el ejército va a desfilar el día 16… les recomendamos ampliamente, por su bien, que se hagan a un lado mientras pasamos".
 
¿Qué pasó, señor Zozobrador? ¿No que "al diablo con las instituciones"? ¿O a esta institución sí la respeta porque traen tanques? La verdad es que es una muestra de inteligencia quitarse de enfrente de alguien que tiene armas y que está dispuesto a usarlas, no a negociar. Pero lo que sorprende es que ese nivel de inteligencia normalmente no lo esperamos de los "purificadorej de la najión".
Anuncios