Archive for septiembre, 2010


Dipu-narcos y renunciados

Ya nada me sorprende de la pseudo-izquierda mexicana. El espectáculo más reciente lo llevó a cabo el ahora diputado Julio César Godoy quien, acusado de tener nexos con el narcotráfico y en calidad de prófugo de la ley, entró escondido al recinto legislativo para poder protestar su asignación y, con ello, ganar fuero. Indignante y ridículo. Además no lo hizo sólo: varios de sus compañeros de bancada le ayudaron a evadir a la Policía Federal que lo esperaba para detenerlo. Es cierto, no se ha demostrado su culpabilidad (y considerando la tremenda pifia que resultó el “michoacanazo”, posiblemente nunca se le pruebe delito alguno,) pero ofende la manera en que el diputado se burla de autoridades y leyes para evitar la aplicación de la ley.

Ahora tenemos a un presunto dipu-narco en la cámara. Hace unos meses, nos libramos de tener a la dipu-terrorista Lucía Morett, en este caso diputada plurinominal por el PT (¿Partido Terrorista?) La muchachita intentaba ganar fuero para evadir su extradición y no ser juzgada en Colombia como la terrorista que es. Aquí, por supuesto, la defienden y le ofrecen una curul.

Y como cerecita en el pastel, tenemos a Leonel Cota Montaño, que renuncia al PRD furioso porque no le dieron su huesito (buscaba la candidatura a la alcaldía de Los Cabos) y porque no le otorgaron ciertos puestos a sus familiares y amigos, según él por dárselos a “familiares cercanos del Gobernador”. Espero que el señor Cota no se ahogue con toda la sangre que debe tener en la boca a causa de las tremendas mordidas de lengua que se ha dado, pues cuando fue gobernador de Baja California Sur manejaba a su antojo recursos, puestos e influencias, y acomodó a toda su familia en la suculenta nómina del gobierno estatal. Y ahora se hace el digno.

Anuncios

¿Aficionadas?

Esta es la única alegría que me han dado los verdes en estas últimas semanas:

¡Si, si! ¡Ya sé que los escuditos están agregados a la foto con Photoshop…! ¿Y qué?

.

Migración

Vaya, parece que los de Microsoft me leyeron la mente. Estaba pensando migrar el blog a otro servicio con más funciones que lo que me podía ofrecer el “Spaces”, cuando de pronto veo que MS ha decidido migrar los sitios a los blogs de WordPress… justamente la opción que estaba considerando.

Vamos a ver cómo se comporta el blog aquí. Por lo pronto, el proceso de migración del blog me respetó las entradas, pero a lo demás se lo cargó el payaso. ¿Qué más podría esperar de Microsoft? Bueno, lo importante es que el blog sigue vivo. Espero que esta “alianza” entre el señor Gates y WordPress no termine en una adquisición hostil (no es que don Bill acostumbre hacer eso, claro) y que al final tengamos “MSPress”.

Feliz cumpleaños, patria

Sí, es verdad que el grito se celebra el día 15 porque Porfirio Díaz lo cambió para que coincidiera con la fecha de su cumpleaños. También es cierto que el cura Hidalgo no buscaba la independencia de una nueva nación, sino obtener los mismos derechos que los españoles peninsulares. Y la independencia se consumó en 1821, por lo que deberíamos celebrar el bicentenario hasta el 2021. Y sí, actualmente sufrimos de una situación de violencia interminable y de una clase política que vale mucho menos de lo que nos cuesta.
 
Pero también es cierto que llevamos casi 200 años como una sola nación, a pesar de haber vivido épocas muy difíciles. Lo que hemos logrado como pueblo, como país, no es poco. Revisar lo que sucede en otros lugares puede ser una forma de apreciar lo que tenemos como nación.
 
  • Los ciudadanos de países como Cuba y Corea del Norte no pueden viajar a donde les dé la gana, sin el permiso de sus gobiernos.
  • En algunos países musulmanes, las mujeres deben cubrirse el rostro con la burka. El no hacerlo se castiga con la muerte por lapidación, que no es otra cosa más que matar a una mujer a pedradas.
  • En países como Cuba o Venezuela (aunque lo nieguen) los ciudadanos no pueden elegir a sus gobernantes.
  • En algunas zonas de la India, frecuentemente abortan o matan al recién nacido, por el simple hecho de ser niña.
  • Si te enfermas en algunos países de “primer mundo”, nadie te dará atención médica, a menos de que tengas dinero o seguro médico.
  • En Irán tienes la libertad de no practicar el Islam si no quieres. Y el gobierno tiene la libertad de volarte la cabeza por esa razón.
  • En Japón necesitas ser muy adinerado para poder comerte una sandía.
  • En muchas naciones africanas, la idea de abrir un grifo y obtener agua no pasa de ser una fantasía.
  • Hay países en donde, si eres mujer, no puedes trabajar. Y en algunos otros ni siquiera puedes estudiar, ni aprender a leer.
  • En la India, no tienes ningún derecho civil si tuviste la mala fortuna de nacer en una familia de parias.
  • Hace unos años en China, a las mujeres las esterilizaban después de su primer parto. Nada de que “tú decides planificar tu familia”.
  • Si eres homosexual y vives en Pakistán, tendrás suerte si no te ahorcan (y olvídate de casarte o de adoptar niños).
Claro que México no es perfecto. Nos falta mucho por lograr. Pero no debemos despreciar lo que hemos conseguido en este tiempo, ni dejar de luchar por lo que aún no tenemos.
¡Feliz cumpleaños, patria!

Britni espirs

Leyendo el periódico, me entero de lo siguiente:
 
"El ex-guardaespaldas de Britney Spears ha demandado a la cantante por hostigamiento sexual. Según declaraciones, Spears recibía a su guardaespaldas recostada desnuda, acariciándose provocativamente."
 
A ver, no entiendo… el tipo tenía una de las mejores prestaciones laborales que he conocido… ¿y demanda a su patrona? ¿De qué se trata? ¿Qué pasa con el mundo?
 
Por otra parte, me gustaría saber a dónde hay que mandar el CV para la vacante… digo, no para mi, sino por si alguien está interesado en una chamba de esas.

Chascarrillo de viernes

En la entrada anterior mencioné que los mexicanos tenemos muy pocos triunfos para orgullecernos. Pero en donde los mexicanos siempre ganan, es en los chistes.
 
Ayer iba en el camión (así es, uso el camión, a pesar de ser un burguesito panista ultraderechista) y vi a una muchachita con una minifalda muy favorecedora. El segundo pensamiento que cruzó mi mente me hizo recordar un chiste que a continuación redacto. Feliz viernes.
 

En un tren viajaba una viejita. A su lado, iba sentada una joven y bien proporcionada damisela, utilizando una minifalda que mostraba todo aquello que las minifaldas muestran. Frente a la joven viajaba un argentino y, a su lado, frente a la viejita, un mexicano.

El tren entra en un túnel. Todo queda oscuro, y de pronto se escucha un tremendo cachetadón, de esos que hasta duele nomás de escucharlo. ¡SLAAAAAAP!

El tren sale del túnel. Se vuelve a iluminar el vagón. El argentino se frota la cara, con gesto adolorido. Nadie dice nada, pero todos tienen sus pensamientos:

La viejita: "Este argentino mañoso. De seguro le acarició las piernas a esta muchacha, y ella le dio una cachetada. ¡Se lo merece!"

La muchacha: "¡Pobre argentino! Seguramente intentó tocarme las piernas, y el muy tontito tocó a la viejita, que le soltó su cachetada."

El argentino: "Maldito mexicano prieto. De seguro le tocó las piernas a esta muchacha, y ella pensó que fui yo y me propinó la cachetada. ¡Me duele!"

El mexicano: "¡Ja, ja, ja, ja! En cuanto entremos a otro tunel, ¡le vuelvo a rajar otra cachetada a este mugroso argentino!"

Arboladas

Lo bueno de incluir la crítica política en un blog es que nuestros políticos mexicanos siempre nos dan material para el cotorreo y la chacota, pero también para la reflexión.
 
Hoy me entero, a través de un artículo de Crónica, sobre una reforma que sacudirá las raíces de nuestra patria o, por lo menos, de un árbol en particular. Resulta que el ínclito Martí Batres, ese símbolo viviente de la lucha social y la intelectualidad de nuestro país, y que actualmente honra a la Patria como Secretario de Desarrollo Social del Distrito Federal, ha dado su apoyo a la delegación Miguel Hidalgo para cambiarle el nombre a un árbol.
 
Antes de que alguien ose soltar alguna prosaica carcajada o siquiera una irrespetuosa sonrisita, debo aclarar que no se trata de un árbol cualquiera. No. Estamos hablando del ahuehuete en donde, supuestamente, Hernán Cortés derramó las de cocodrilo al ver la tremenda madrina que los aztecas le pusieron a sus tropas; y todo por dejar el changarro encargado a un idiota sanguinario como Pedro de Alvarado, en un error que casi le cuesta la derrota al grupo conquistador.
 
Todos los que pusimos atención en la primaria sabemos que el mencionado ahuehuete es el famoso “Árbol de la Noche Triste”. ¿Cuál será el nuevo nombre que recibirá este importante vestigio de nuestra historia nacional? Pues, de aprobarse el cambio, el ahuehuete (o lo que queda de él) recibirá el digno, majestuoso y sublime nombre de “Árbol de la Noche Victoriosa”. ¡Viva Cuauhtémoc, viva Cuitláhuac, vivan los héroes que nos dieron patria! ¡Viva el Árbol de la Noche Victoriosa! ¡Viva México!
 
Debo reconocer que fueron creativos con el nuevo nombre, y evitaron la opción obvia de “Árbol de la Noche Alegre”. O, ya entrados en gastos, y conociendo el afán de nuestros pseudoizquierdosos de bolsillo de ir en contra de todo, pudieron haber propuesto “Tronco del Día Alegre”.
 
Seguramente la Ciudad de México tiene todos sus problemas resueltos con respecto al desarrollo social, para que el Secretario invierta su muy bien pagado tiempo en este tipo de babosadas. Pero más allá de lo superfluo del asunto, aflora una cuestión de idiosincrasia que me parece preocupante. Al llamarlo “Árbol de la Noche Victoriosa” volvemos a ese trauma que aún no se nos quita de ver el asunto como los “malos” españoles contra los “buenos” aztecas (aunque los aztecas, que yo sepa, no eran unas peritas en dulce). No hemos entendido (o por lo menos Batres) que no somos aztecas, ni españoles, sino mexicanos, resultado de la mezcla entre españoles e indígenas.
 
Además, volvemos a resaltar esa forma de pensar del mexicano en la que, ante la escasez de triunfos, nos dedicamos a ensalzar victorias pírricas, pequeñas batallas ganadas en guerras perdidas. De nuevo tomamos ese rol de “campeón sin corona” que tanto nos gusta. “Nos volvieron a eliminar en el cuarto partido… ¡pero le ganamos a Francia!” “Perdimos la guerra con los franceses… ¡pero Zaragoza les ganó en Puebla!” “Estamos cayendo constantemente en competitividad… ¡pero ganamos Miss Universo!” “La guerra contra el narco parece perdida… ¡pero atrapamos a ‘la Barbie’!”
 
¿Árbol de la noche victoriosa? Pequeña victoria para los aztecas, gran derrota para los mexicanos.
El lunes por la noche vi en el noticiero del "teacher" López Dóriga un reportaje sobre sexoservidoras, lo cual (como era de suponerse) llamó de inmediato mi atención.
 
En el reportaje presentaron el caso de una jovencita de 17 años (creo que su nombre artístico era "Andrea"). La muchachita ha trabajado en la profesión más antigua del mundo desde sus tiernos 13 años, explotada por su tía que también era sexoservidora (por eso mi esposa se enoja cuando le enseño al niño cómo usar la computadora). Resultaba curioso ver la total naturalidad con la que la niña explicaba su forma de trabajo y los pormenores de su oficio.
 
Posteriormente, el reportaje hizo énfasis en los anuncios del periódico, en donde se hace publicidad a este tipo de servicios. En particular, dirigieron sus ataques a tres periódicos específicos: Metro, Reforma y El Norte, todas publicaciones del Grupo Reforma. Incluso mostraron las páginas de esos diarios en donde se anuncian las sexoservidoras. Desafortunadamente, censuraron los avisos en la pantalla y no pude anotar ningún teléfono ni ver ninguna de las fotos con claridad.
 
Es cierto, en este tipo de servicios se pueden encontrar muchos casos de prostitución infantil y trata y explotación ilegal de personas. Lo que me llamó la atención del reportaje, sin embargo, era la postura un poco escondida de acusar a los anuncios del periódico como si fueran los únicos culpables de toda la situación. Llegó un momento de la entrevista en que quedaba claro que no sólo los malvados culpables de la trata infantil eran los periódicos que publicaban esos anuncios, sino que eran, en particular, los tres periódicos mencionados. Olvídese usted de carencias económicas, explotación, redes internacionales y de todas esas nimiedades: para resolver el problema hay que quitar los sexi-anuncios del periódico (y sólo de esos tres periódicos) y asunto arreglado.
 
De pronto recordé aquel caso de los intermediarios en la venta de medicinas. ¿Recuerda usted? Durante semanas, los noticieros de ambas televisoras atacaron sin piedad a Casa Saba, la mayor empresa distribuidora de fármacos en nuestro país, culpándola de aumentar los precios de las medicinas de forma artera. Aunque esto es verdad, ¿fue acaso el gran sentido social de las televisoras lo que las impulsó a denunciar este hecho de forma implacable? Pues no, la razón era mucho más simple y mezquina: Isaac Saba, el accionista principal de Grupo Casa Saba, había solicitado a la SCT la concesión de un canal de televisión abierta, en el que pretendía transmitir por medio de sus socios comerciales de Telemundo y NBC, y proporcionar una opción más de televisión abierta al público mexicano. Los ataques de las televisoras terminaron de la noche a la mañana, en cuanto Telemundo desistió de su intento por crear un canal abierto de televisión en México. Casa Saba sigue lucrando con los precios de las medicinas como siempre lo ha hecho; pero matar viejitas y enfermos no fue su gran pecado, sino intentar abrir una opción de televisión que combatiera contra el duopolio Televisa-TV Azteca.
 
Con este referente, me queda claro que a Televisa no le preocupa en lo más mínimo la situación de muchas niñas que, como Andrea, son obligadas a prostituirse. Algo debe haber hecho Grupo Reforma para hacer enojar a Televisa. De otra forma, no se explica por qué atacan a un problema grave como lo es la explotación sexual, señalando a uno de sus síntomas (los anuncios en el periódico) como si fuera una de las causas, y además lo hace con tres publicaciones específicas de Grupo Reforma. Sin duda pronto sabremos la verdadera razón detrás de esta "noticia".

Al ritmo de la canción, me encuentro este pequeño “resbaloncito” en una de las páginas del diario “Crónica” en su versión en línea (http://www.cronica.com.mx). Me queda claro que Peña Nieto no les cae bien…

La imagen se puede ver en este vínculo.

Actualización: ¡No! la imagen no se ve en el vínculo anterior. La página se actualiza con PHP y el contenido cambia, por lo que la foto solamente fue visible el día que se publicó.

En una ocasión, durante mis años mozos de estudiante de carrera, hice una lista de 10 puntos relacionados con el uso de las computadoras que me sacaban de mis casillas. La lista pretendía ser simpática, con ese típico humor nerd que solamente los que estudiábamos "sistemas" entenderíamos. En esos tiempos apenas comenzaba el internet, y sólo estaba al alcance de unos cuantos privilegiados.
 
Recuerdo que uno de los puntos en los que todos coincidíamos era aquel en el que se tenía que configurar qué tipo de memoria se usaría para ejecutar un programa en particular. Me explico: en aquellos años, las PCs solamente podían manejar hasta 640 Kb de memoria (si, Kb). Ese era el máximo de memoria que el sistema operativo D.O.S. podía reconocer y administrar. Para utilizar más memoria, era necesario instalar y utilizar alguna utilería externa. La memoria adicional podía configurarse como "memoria extendida" o como "memoria expandida", con algunas diferencias entre ambas. El problema es que los paquetes de software(normalmente los juegos) solamente utilizaban alguno de los dos tipos de memoria, por lo que era necesario casi siempre apagar y encender la PC para cargar un esquema diferente de manejo de memoria y poder utilizar otro programa. Aunque las PCs de ese tiempo arrancaban casi de inmediato y no existía el multitasking (por lo que no tenía sentido querer ejecutar dos programas de forma simultánea), de todos modos era un dolor en salva sea la parte.
 
Afortunadamente, la tecnología evoluciona. Pero las nuevas tendencias no están libres de fallas, errores de diseño o simple estupidez computarizada, por lo que aquí presento la lista actualizada de las 10 cosas que me provocan mayores dolores de cabeza al utilizar una computadora.
 
Inicialmente, pensaba ponerlas todas en una sola entrada, pero al ver que cada punto se iba expandiendo y que la entrada resultaba demasiado larga, he decidido dividirla y poner un punto por entrada, a manera de una cuenta regresiva, en orden de nivel de irritación que me causa cada punto. Esto también funciona como una forma barata de mantener en suspenso a los millones de lectores de este blog. Por lo tanto, comenzamos con:
 
10. Las interfaces "creativas" del software abierto
 
Cuando hablo de software abierto, me refiero al conocido como "open source" que generalmente es gratuito. Además, en este punto hablo únicamente de las versiones de software abierto que se desarrollaron para Windows.
 
El software abierto es muy variado en cuanto a calidad y funcionalidad. Hay software que hace lo suficiente para la mayoría de los usuarios, pero no para los que desean explotarlo al máximo. Hay también algunos programas que le dan batalla a las versiones comerciales y que en algunos casos hasta las superan. Y también hay paquetes abiertos que no valen ni el ancho de banda usado en la descarga.
 
Pero el aspecto del que quiero hablar en esta entrada es referente a la interfaz gráfica que tienen la mayoría de estos programas. Probablemente la creación de una interfaz nueva sea válida en un ambiente Linux, donde no se tiene la certeza sobre la personalización de la interfaz del sistema que tiene cada usuario en particular. Pero en el caso de Windows se cuenta ya con una interfaz de usuario propia del sistema operativo. Entonces, ¿para qué desarrollar una interfaz diferente, con elementos gráficos distintos y con un comportamiento de ventanas, botones y comandos que no cumplen con el estándar del sistema operativo? ¿Para qué obligar al usuario a que aprenda a usar no solamente las funciones del software, sino también una interfaz totalmente ajena a lo que está acostumbrado?
 
Señores desarrolladores de software libre, les agradezco que pongan en nuestras manos sus herramientas gratuitas. Pero también les informo que Windows ya tiene una interfaz de usuario probada, depurada, y que funciona bastante bien, gracias. Si quieren ser creativos, inscríbanse en un curso de pintura o en un taller de poesía.
 
Como resultado de las "novedosas interfaces" que les ponen a algunos programas abiertos, tenemos:
  • Ventanas que permanecen siempre en primer plano, aunque estemos usando otra aplicación.
  • Ventanas que no se muestran cuando se necesitan.
  • Ventanas que no se pueden mover, minimizar, cambiar de tamaño o cerrar. O algunas que pueden cerrarse, pero ya no hay manera de volverlas a abrir.
  • Ventanas, combos o listas demasiado pequeñas para su contenido… y sin barras de desplazamiento.
  • Opciones de menú que aparecen aún cuando la opción no aplica (y claro, al seleccionarlas no pasa nada… o la aplicación truena).
  • Aplicaciones que no pueden abrir más de un archivo a la vez… o que para hacerlo abren una instancia completa de la aplicación.
  • Aplicaciones que no aparecen en la barra de tareas o en la lista de aplicaciones al oprimir Alt+Tab.
  • Atajos de teclado que hacen cosas inesperadas (por ejemplo, Ctrl+C en lugar de copiar, cierra la aplicación).
  • Elementos gráficos que nos toma cerca de 5 minutos deducir que son botones.
  • Interfaces políticamente incorrectas (no, ese tema visual en el que los botones salpican de sangre y se oye un grito al hacer clic en ellos no es cool, y no lo pienso usar en la oficina… ni tampoco ese de las muñequitas hentai semidesnudas como fondo de la aplicación).
  • Íconos poco familiares (¿Este botón qué hace? ¿Imprime? ¿Pero qué se supone que es el dibujito? Ah, ¿un cincel y un martillo? ¡Qué original!)
  • Barras de herramientas que no se mueven, no se pueden fijar a la ventana principal, no se pueden ocultar y tampoco se pueden personalizar.
  • Opciones con "checkbox" cuando lo adecuado es un radio botón o una lista.
  • Comandos de "deshacer" que deshacen algunas opciones pero otras no.
  • Interfaz "personalizable" a través de combinaciones de colores o temas que resultan ilegibles, inutilizables o dañinos si se observan directamente por más de 10 minutos.
  • Cuadros de diálogo que deberían ser modales y no lo son.
  • Y un largo etcétera.
 
Al final, el uso de ciertos programas abiertos es una verdadera tortura, e invertimos la mitad del tiempo haciendo a un lado alguna estorbosa ventana, repitiendo comandos, buscando opciones en los confusos menús y minimizando las ventanas de otras aplicaciones para que no tapen las ventanitas de comandos o de herramientas de la aplicación.
 
Mención especial para los programas que permiten agregar componentes desarrollados por terceros. Es una gran idea, pero al no establecer criterios de estandarización para esos componentes (porque, usted entiende, luego se pierde el concepto de "abierto"), se tiene como resultado un software que no es consistente en su uso ni consigo mismo.
 
Podría ser una frivolidad, pero considero que éste es uno de los aspectos que evitan que el software abierto se difunda y se utilice con mayor fuerza. Una pena, porque se pueden encontrar muy buenos programas que resultan difíciles de usar sólo por tener una interfaz "novedosa, moderna y potente" pero ineficaz.
Un día común, en una tienda de tecnología:
 
Comprador: Buenos días.
 
Vendedor: Buenos días. ¿En qué puedo ayudarle?
 
Comprador: En mi trabajo me están pidiendo que utilice un teléfono inteligente para ser más eficiente. Quiero ver qué opciones tengo, y sus precios.
 
Vendedor: Muy bien. Mire, tenemos el nuevo iPhone 4, es el modelo más reciente y lo tenemos en promoción.
 
Comprador: A ver… mmm, es un poco caro.
 
Vendedor: Si, pero ¡vea! Es un iPhone 4… es muy bonito, tiene "touchscreen" y toda la cosa.
 
Comprador: Eso sí, se ve muy bien.
 
Vendedor: Es un iPhone 4. De seguro debe haber escuchado sobre este teléfono.
 
Comprador: Ahora que lo menciona… ¿no es éste el teléfono por el que mucha gente hizo fila afuera de las tiendas, durante días?
 
Vendedor: Si, ese es el iPhone 4.
 
Comprador: Pero yo no tuve necesidad de hacer fila durante día y noche… ¿Está seguro de que es el mismo teléfono?
 
Vendedor: Bueno, en realidad no es el mismo. Este es un modelo mejorado: tiene más memoria, la pila dura más, y le arreglaron un problema en la antena, lo que hace que tenga mucho mejor recepción que el modelo anterior.
 
Comprador: ¿En serio? Entonces supongo que por eso me está saliendo más caro a mí que a los que hicieron fila.
 
Vendedor: No. Debido a que el modelo ya lleva varias semanas en el mercado, su precio bajó considerablemente.
 
Comprador: ¿Cómo? A ver, no entiendo. ¿Me está diciendo que yo, cómodamente y sin necesidad de hacer fila durante varios días, puedo comprar un teléfono mejor del que compraron esos que esperaron afuera de la tienda, y a un precio más bajo?
 
Vendedor: Eh… pues sí.
 
Comprador: ¿Y entonces por qué hicieron fila esos idiotas?
 
Vendedor: Bueno… hicieron el sacrificio de esperar y de pagar un precio más alto para tener en sus manos el modelo nuevo antes que nadie.
 
Comprador: Pero cualquiera podía comprar el mismo teléfono al día siguiente. O, como yo, esperar unas semanas y conseguir un teléfono mejorado, más barato, sin perder el tiempo esperando. No tiene sentido.
 
Vendedor: Tiene usted razón, pero tome en cuenta que esas personas son fans de la marca.
 
Comprador: ¿Fans? ¿Son fans de una marca que es capaz de hacer que sus fans formen filas por horas, a la intemperie, para después venderles un modelo de teléfono inferior y más caro que al resto de la gente? ¡Es una estupidez ser fan de una marca así!
 
Vendedor: ¡Cierto! ¿No es un genio ese tal Jobs? Parece que hemos descubierto cómo funciona su modelo de negocio.

Protanga

En días pasados trascendió la nota de que Provida, esa tierna organización que acusa a cualquiera de "pro-abortista" sin razón aparente y que considera al SIDA como un merecido castigo divino hacia los perversos pecadores lujuriosos, deberá devolver la nada despreciable suma de 22 millones de pesos al gobierno federal. La suma se compone de un desvío de fondos de más de 14 millones de pesos, junto con sus módicos intereses acumulados desde 2005, que fue cuando estalló el famoso escándalo del "tangagate" y que le costó a don Serrano Limón la destitución del puesto y la inhabilitación por 15 años para ocupar cualquier cargo público.
 
El dinero se le dio a Provida para la construcción de centros de ayuda a la mujer. En cambio, los fondos que no pudieron comprobarse ni justificarse se utilizaron para comprar artículos de lujo, ropa cara y muchas tangas femeninas muy sexis (curiosa forma de apoyar a las mujeres, sobre todo viniendo de personas que piensan que las mujeres son violadas debido a que visten de forma provocativa). Además, se encontraron muchas facturas de pagos hacia empresas fantasmas, que tenían el mismo domicilio fiscal que Provida. En otras palabras, un tremendo trinquete.
 
Parece que a Serrano Limón se le olvidó que los 10 mandamientos son diez y no seis, porque después del sexto mandamiento "no fornicarás" (el mandamiento que predica a gritos) sigue el séptimo: "no robarás". Así que, además de moralista radical, el señor es un ladrón.
 
No me queda duda. El aborto es un gran negocio, tanto para los que lo combaten como para los que lo promueven.
Uno de los eventos recientes más destacados fue, sin duda, la respuesta del cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, a la decisión de la Suprema Corte con respecto a la legalidad de los matrimonios entre personas del mismo sexo y, con ello, la posibilidad de adoptar niños al igual que los matrimonios heterosexuales. "¿Les gustaría que los adopten maricones o lesbianas?" fue la pregunta retórica del cardenal hacia los magistrados y a todo aquel que esté de acuerdo con la decisión de la corte. La respuesta que inmediatamente nos sale de los labios, casi por sí sola, parece decir: "preferible que nos adopten unos maricones, que unos sacerdotes pederastas amigos de Maciel". Por mi parte, a mí sí me gustaría que me adoptaran dos lesbianas; sería muy divertido y, si además son bisexuales, mejor.
 
Todos conocemos la postura de la Iglesia Católica hacia el homosexualismo, así que esperar cualquier comentario favorable de parte de estos líderes religiosos sería una postura muy, muy ingenua. Por otra parte, Sandoval Íñiguez nunca se ha caracterizado por su mesura al hablar públicamente, lo que le ha conseguido el merecido apodo de "cavernal". Aún así, esperábamos mucho más de parte de una autoridad eclesiástica. Los católicos podemos exigirle al cardenal, con todo derecho, que respete la investidura que ostenta, y que se exprese con argumentos de peso, bien fundamentados, en lugar de decir tarugadas propias de un cantinero de barrio y no de un cardenal. Es cierto que unos días después el cardenal reculó (es decir, corrigió) y se disculpó de su metida de pata, afirmando que "la Iglesia Católica no tiene nada en contra de ‘esas personas’". Bueno, por el tono, poco le faltó para decir que la Iglesia no tiene nada en contra de esa bola de puñales. ¿Pues qué los homosexuales no son también hijos de Dios? ¿Acaso Jesucristo no le tendió la mano a los pecadores, a los despreciados y a los discriminados? ¿En qué momento se nos olvidó esa enseñanza?
 
Y del otro lado no venden piñas. Marcelo Ebrard nos sorprendió a todos al mostrar unos huevos, "para que los vea el cardenal", reafirmando el bajo nivel de discusión en este circo lamentable. Tal vez Ebrard pretendía hacer un chistorete, considerando que Jorge Ortiz de Pinedo, Eugenio Derbez y demás "cómicos" nos han enseñado que la vulgaridad es graciosa per se. Además, a Marcelo Ebrard le cae de perlas esta pequeña distracción, para desviar la atención de los cuestionamientos que se le han hecho sobre la "supervía" y los cambios que le quiere hacer al monumento de la Revolución para dejarlo aún más feo. En este caso, también se nos sale de los labios la pregunta obvia: "Marcelo… ¿y dónde los tenías cuando debías de poner en orden a los del SME (Sinvergüenza Martín Esparza)?" Yo, por mi parte, le sugiero al jefe de gobierno capitalino que mejor los guarde, porque los va a necesitar cuando se defina quién será el candidato del PRD a la Presidencia de la República. El "pejítimo" no se la va a dejar tan facilita.
 
Bueno, y a todo esto, ¿qué tan grave es que los homosexuales puedan adoptar niños? Aunque personalmente tengo mis dudas sobre el tema, y no estoy seguro de que un niño pueda desarrollarse de manera integral en ese escenario, realmente el asunto no me quita el sueño. ¿Cuántas parejas homosexuales se han casado desde que se promulgó la ley? Y de ellos, ¿cuántas parejas tienen verdaderas intenciones de adoptar a un niño? Y de ese número, ¿cuántos cumplen con la larga lista de requisitos que se deben cubrir para ser elegibles a la adopción? No tengo los datos, pero me imagino que la cantidad no debe ser tan grande, y de cualquier forma tendrían que entrar a la lista de espera para que se les otorgue un niño en adopción.
 
Lo que sí me preocupa (aunque la verdad, no mucho) es que, en algún momento, un matrimonio homosexual pretenda adoptar a un niño, y se le rechace la petición por no cumplir con algunos requisitos. El riesgo está en que esta pareja de pronto levante la voz, acusando de "homofóbicos" a los que les negaron el trámite. Ya me imagino el escenario: apariciones a diario con López Dóriga y Loret de Mola; inmediato apoyo del PRD y de otros grupos "progres"; marchas organizadas por estos grupos, a los que se les sumará el SME, las "libres", los "Panchos Villas", el orgullo gay, los "APPOs" y los pejelocos; rayadas de madre al por mayor a Serrano Limón, al Papa, a la Iglesia, al Yunque, al gobierno de "Fecal", al innombrable, a los poderosos y a todo lo que huela a "ultraderecha". Al final, es probable que se les dé preferencia en la adopción a parejas homosexuales, aunque no cumplan con los requisitos, para que no tachen de "homofóbicas" a las autoridades correspondientes. Y esto, además de perjudicar a un niño, se convertirá en una clara muestra de discriminación, pero esta vez hacia las parejas heterosexuales.
A %d blogueros les gusta esto: