Bien por los verdes. Ayer lograron darle la vuelta al partido en casa. Perdían 1 gol a cero en el primer tiempo, debido a un extraordinariamente bien ejecutado tiro de castigo (la única jugada de los Lobos BUAP en todo el partido), pero con riñones y buen futbol remontaron para un marcador final de 3 a 1.

No faltará quien diga que los changas recibieron ayuda arbitral (dos de los goles fueron penales), pero quien haya visto el partido sabrá que no fue así: los penales fueron provocados por la intensa presión ofensiva de la delantera verdiblanca.

Ahora están a 4 puntos de la zona de calificación, faltando 12 por disputarse. La liguilla se ve al alcance. Ese tipo de partidos, como el de ayer, son los que hacen que la afición siga llenando el estadio.

.

Anuncios