El sábado pasado me pude organizar para atender algunos pendientes del trabajo y librarme a la 1 de la tarde, para asistir a un evento infantil en el Teatro Doblado. Se trataba de un espectáculo de Cri-Crí, parte del Festival Internacional Cervantino, en uno de los pocos eventos que se organizan en el rancho.

Debo reconocer que el evento me dejó gratamente sorprendido. No me imaginaba de qué se trataría; al final resultó ser un espectáculo de danza, inspirado en algunas de las canciones del famoso compositor. La puesta en escena corría a cargo de la Compañía Nacional de Danza, así que no se podía esperar otra cosa en cuanto a calidad, con coreografías más cercanas al ballet que a un simple bailable. El vestuario muy moderno y creativo, y el manejo de luces bastante aceptable.

¿Algún punto negativo? Sí. Desde mi punto de vista, creo que la escenografía pudo ser mejor, más vistosa (recordemos que era un evento para niños). Aunque los arreglos musicales eran bastante buenos, el sonido no ayudaba mucho, cosa que empeoraba por la mala acústica del Doblado. Y para los muy quisquillosos, resulta fácil cuestionar la temática de algunas de las canciones de Cri-Crí, en particular las que hablan de morenazos (como el “Negrito Sandía” o el “Negrito Bailarín”). Espero que don Jesse Jackson nunca asista a este show.

¿Y lo mejor del evento? Bueno, podría ser la parte en donde aparece un dragón chino, sorprendiendo a todos los escuincles, en una canción que nunca había escuchado (y que desafortunadamente no parece ser una de las mejores de Cri-Crí); o tal vez “La Merienda”, sin duda la más divertida de las representaciones; o quizás “El Ratón Vaquero”, que resultó el baile más animado (aunque con el extraño vestuario, los vaqueros parecían más bien salidos de “Secreto en la Montaña”). Pero si nos preguntan a los padres de familia presentes, coincidimos con el punto de vista de mi hijo: lo mejor fue la “Negrita Cucurumbé”, que nos dejó sin aliento a todos los varones.

En fin que valió mucho la pena el espectáculo, además de que no estuvo caro. Y en comparación con la bazofia de obras previas como las presentaciones pirata de los Backyardigans o “Hi-5”, resultó muy superior e infinitamente mejor en el aspecto cultural.

.

Anuncios