Bueno, no se pudo cumplir la fantasía de todos los progres y de los que ya no sabemos cómo acabar con el problema del narco: el estado de California decidió dar marcha atrás a la propuesta para la legalización del consumo de marihuana.

Y es que era muy ingenuo pensar que el gobierno estadounidense, a cualquier nivel, hiciera algo en contra del tráfico de drogas, por una sencilla razón: se les acaba el negocio.

En fin que en el vecino del norte seguirá habiendo mucha mota, pero ilegal; y lo que también va a abundar, es el té.

.

Anuncios