Vaya. Recién acabo de expresar mi preocupación sobre la salida de Pintado de la dirección técnica de los “panzas verdes” en la entrada anterior, cuando me entero de que Milton Queiroz da Paixao “Tita” será el flamante timonel de la escuadra esmeralda. Le atiné, y eso que no soy pulpo.

Sin embargo, la decisión me da muy mala espina. Pintado tuvo una brillante campaña, terminando invicto y ganando 8 de sus 10 partidos dirigidos. ¿Para qué buscarle? ¿Para qué arreglar lo que no estaba roto?

La decisión de la directiva esmeralda parece más bien enfocada a buscar una acción espectacular para asegurar los titulares del periódico y para obtener aplausos de la afición, y no para garantizar el ascenso o, por lo menos, una buena campaña. No puedo negar que “Tita” es la mayor figura emblemática del equipo en años recientes, tal vez incluso de toda la historia; pero eso no significa que como director técnico logre los mismos resultados que obtuvo como el extraordinario jugador que fue, en particular durante aquella temporada 91-92, el último campeonato de liga de los verdes. En el peor de los casos, si “Tita” tiene un mal desempeño en la dirección técnica del equipo, se retirará con más pena que gloria del equipo de sus amores.

¿Era necesario quitar a un timonel que ha logrado un gran trabajo con el equipo? ¿Era necesario arriesgarse a abollar la figura de un gran ídolo de la afición como es “Tita”? La nueva directiva, ¿pretende algo más con esta decisión, o solamente busca sorprender a la afición y obtener su visto bueno de manera artificial? Espero equivocarme y que “Tita” tenga todo el éxito que le deseo y que se merece; pero me quedo con muchas, muchas dudas.

.

Anuncios