Archive for diciembre, 2010


Las últimas semanas han sido algo estresantes por culpa de las méndigas facturas electrónicas… pero durante el fin de semana de celebración navideña pude darme un pequeño respiro y conseguí algo de divertida información para sonreír, reír y carcajearse.

Todo surgió a partir de un video que le enviaron por e-mail a mi esposa, sobre una supuesta investigación que descubría el plan maquiavélico detrás de las mortíferas vacunas contra la influenza A/H1N1, realizada por una tal Jane Burgermeister. El video hablaba sobre el plan de las empresas farmacéuticas (que, de entrada, todas son malévolas, usted sabe) para distribuir una vacuna con el objetivo de matar a todos los que la reciban y, de esa forma, reducir la población mundial.

Bueno, si lo anterior no le causó risa, le sigo. Cuando quise ver el video, ya lo habían descolgado de YouTube. Resulta interesante que en el mensaje original pedían a los receptores del correo que “se dieran prisa en ver el video, antes de que lo censuren”. YouTube dice que el video fue retirado porque el dueño de la cuenta que lo publicó ha recibido reiteradas denuncias sobre violación a derechos de autor, y la cuenta fue cancelada (he aquí el vínculo para que juzgue usted). Por supuesto, los conspiranoicos dirán que en realidad el video fue censurado por presión de las “poderosas y malignas empresas farmacéuticas”.

Como ya no pude ver el video, busqué información en internet sobre la investigadora austriaca Jane Burgermeister con San Google. Ahí encontré varias cosas interesantes:

  • Doña Juanita Hamburguesera no es científica, ni investigadora médica, ni nada por el estilo, sino periodista (en algunos lugares le llaman “periodista científica”). Nada de malo hay en ello, excepto porque todo el alboroto se basa en sus propias investigaciones y conclusiones, en lugar de tratarse de un reportaje sobre investigaciones de científicos de a de veras. En este sentido, una investigación científica realizada por una periodista tiene tanta validez como un reportaje de política realizado por un centro delantero, aunque se trate del centro delantero del Barcelona.
  • Todas las referencias que encontré de doña Burgermeister, absolutamente todas, venían de blogs y sitios de temática más o menos conspiranoica: sitios en donde se da por hecho la existencia de los Illuminati, los morgellons y otros alucines mentales de los que ya he hablado en entradas previas. No encontré ninguna referencia a algún sitio informativo serio. Esto no deja de ser curioso… e ilustrativo.
  • Al parecer, la valiente Jane ha demandado a la OMS, a la ONU, a Barack Obama, al Canciller de Austria, a la farmacéutica Baxter, a varios banqueros y hasta a Bill Gates. Los acusa de haber tejido una conspiración para matar a miles de personas a través de las vacunas para la influenza A/H1N1, desatando una pandemia como pretexto para aplicar masivamente la mortal vacuna. No he verificado fuentes, pero creo que también demandó al Canciller Palpatine, al chupacabras, al hijo del monstruo del lago Ness y hasta a Joseph Blatter por ojete y por haber dejado a Austria fuera del Mundial.

Bien, con esas tres características (todas las referencias vienen de sitios de temática conspiranoica, se habla sobre el ya trillado argumento de las vacunas mortales de los “Illuminati” y el “Nuevo Orden Mundial” y se menciona una demanda contra una cantidad de personas y entidades que no tienen nada en común, excepto su notable influencia mundial) basta y sobra para desechar la anécdota como simple y llana mentira, pero fui más allá y encontré este fantástico documento (uso la palabra ‘fantástico’ en su acepción de ‘fantasioso’). Es un resumen del caso, traducido al español del original en francés (buena traducción, por cierto, aunque con muchas faltas de ortografía). Si tiene tiempo y quiere reír hasta que le duela el estómago, le recomiendo que le de una revisada. Este es el documento central de donde se desprende todo el fenómeno Burgermeister, y en los blogs y sitios que la mencionan se encuentran fragmentos copiados de este documento (con todo y sus faltas de ortografía, por supuesto). Una advertencia previa: si usted es fan de las teorías de la conspiración y cree en los Illuminati, en los reportajes de Maussán, en el hongo michoacano o en el fraude del 2006 y la mafia que nos robó la presidencia, le recomiendo que no lo lea porque puede asustarse. Si, por el contrario, usted posee un I.Q. mayor a 30, proceda con tranquilidad: se divertirá mucho.

Este documento es quizás el más completo que se puede encontrar. Los cientos de sitios y blogs que tocan el tema (basta buscar “Jane Burgermeister” en Google) mencionan un documento de 69 páginas con las supuestas pruebas de las acusaciones de doña Burger. Además de que no se puede encontrar el dichoso documento por ninguna parte, 69 páginas se me hacen pocas, considerando que esta mujer hace acusaciones interesantes, sintetizadas en las páginas 7-10 del resumen que puse en el vínculo del párrafo anterior. Entre otras cosas, ese misterioso documento supuestamente incluye:

  • Las pruebas científicas de que el virus de la «gripe porcina» es un virus artificial (genético). – ¿En serio? ¿En 69 páginas? Quisiera verlo.
  • La prueba de la difusión deliberada de la «gripe porcina» en México. – ¡Ej un complóoooo!
  • La prueba de la participación del Presidente Obama, cuyo viaje a México coincidió con la propagación reciente del foco de «gripe porcina» y con la muerte de varios funcionarios que le acompañaron en el viaje. Se afirmó que el Presidente no había sido afectado por la «gripe porcina» porque había sido vacunado previamente. – Es decir, el presidente Obama recibió una vacuna que en ese momento no existía… ¿y cuáles de sus funcionarios murieron? Habría sido un enorme escándalo, ¿o no?
  • La prueba de que Baxter forma parte de una red clandestina de utilización de armas biológicas. – Acusación muy, muy grave. Por cierto, también acusa a Novartis, a la OMS y a la FDA de lo mismo. ¿En serio las pruebas caben en 69 paginitas?
  • La prueba de la manipulación realizada por la OMS respecto a los datos sobre la enfermedad con el fin de justificar la declaración de «Nivel 6» de pandemia con el objetivo de tener el control de Estados Unidos. – Reto a usted a que lea este punto sin soltar la risa.
  • La prueba de la existencia de los «Illuminati». – ¡De la burguer! Doña Burgermeister ha demostrado la existencia de los Illuminati. ¡Santo Señor! Dan Brown debe estar orgulloso.

Para darnos cuenta de los profundos conocimientos médicos de doña Hamburguesera, tomemos este extracto de la página 4:

Presenta igualmente una acusación según la cual la pandemia de «gripe porcina», en su conjunto, se basa en enormes mentiras; no hay ningún virus natural que pueda constituir una amenaza para la población.

Hay que entender que el término “virus natural” se refiere a un virus que no fue creado en laboratorio. Doña Whopper debe pensar entonces que los virus de la hepatitis, la viruela, el tétanos, la poliomielitis, la difteria y la tosferina (todos ellos existentes desde hace muchos años) no pasan de ser una simple gripita.

Las últimas noticias sobre Jane Burgermeister dicen que se encuentra “injustamente encarcelada”, aunque apuesto que lo está por andar acusando a tantas organizaciones de cosas muy graves, seguramente sin pruebas. Desde la cárcel, doña Burger pide unas cuantas cositas a sus seguidores:

  • Difundir su mensaje y sus videos a través de internet, correo electrónico (spam), blogs, sitios web, etc. (pero no el documento dichoso con las pruebas, ese nadie lo tiene y eso que es el importante).
  • Hacer campañas públicas de desprestigio contra las organizaciones citadas (parece que no quiere ser la única en el bote).
  • Hablar con sus familiares y amigos para evitar que vayan a vacunarse (total, los que se van a enfermar son ellos).
  • Y, por supuesto, un insignificante detallito adicional: que depositen donaciones para su causa en una cuenta bancaria creada para ese fin.

Salió el peine. Esto no es más que una estafa engañabobos. Si me preguntan a mí, opino lo siguiente:

  • Doña Burgermeister nunca levantó acusaciones reales (no creo que sea tan estúpida) contra todos los organismos mencionados. El dichoso documento con las “pruebas” no existe.
  • Dudo mucho que la señora se encuentre encarcelada.
  • Hasta eso, no es tan tonta. Logró armar un escandalito de buen tamaño que muchos babosos se tragaron, y seguramente está recibiendo una buena cantidad de dinero en su cuenta bancaria para luchar por “su causa”.

Esto no pasaría de ser una estafa similar a una pirámide o a una pomada para bajar la lonja… el problema es que mucha gente lo está creyendo y, lo que es peor, se corre la idea de evitar vacunarse, no solamente contra la influenza A/H1N1. Esto si es un riesgo que hay que evitar.

Pero no me crea a mí. Lea el resumen, páseselo a un amigo o familiar que sea médico y escuche sus opiniones (o sus mentadas de madre). Después, si lo desea, agregue un comentario a esta entrada para discutir sobre el tema de manera objetiva. Y no se quede sin vacunar, por favor.

——-

Actualización (6/ene/2011): Navegando un poco más sobre el tema de doña Burgermeister encontré algo de información adicional.

Primero, una fe de erratas: en la entrada escribí que la periodista era austriaca; en realidad, nació en Suiza, pero su padre es austriaco y ella radica en Austria.

Parece ser que la periodista nunca pisó la cárcel, ya que supuestamente se le retiraron los cargos desde septiembre de 2010. Sin embargo, la mayoría de los sitios conspiranoicos siguen reclamando a gritos la libertad de doña Burgermeister (y seguramente también siguen depositando dinero en su cuenta de “apoyo”), lo que demuestra que en esos sitios ni validan, ni investigan a fondo, ni actualizan su información.

Además, doña Hamburguesitas ahora se ha lanzado sobre otra supuesta conspiración maligna de “los poderosos, los de arriba, los privilegiados” (mmm, ¿a quién me recuerda?) Según la periodista, el trágico mega-derrame de petróleo de British Petroleum en el Golfo de México de hace algunos meses no fue accidental, sino que forma también parte del plan que busca matar a miles de personas por razones poco claras. No he tenido tiempo de revisar este nuevo alucine, pero en cuanto lo analice publicaré la entrada correspondiente con mis opiniones.

.

Anuncios

Felicidades

Con un poco de retraso, pero no importa. La Realidad Dolorosa les desea a todos que hayan pasado una feliz navidad en compañía de la familia (la de ustedes, no la de Godoy) y un feliz año 2011, esperando que no les toque ningún retén, fuego cruzado o ducto ordeñado de Pemex.

.

Marisol Escobedo

A estas alturas, seguramente usted ya sabe quién es (era) Marisol Escobedo.

Marisol Escobedo fue una valiente mujer que decidió hacer lo que las ineptas autoridades de justicia de nuestro país no pudieron: buscar al asesino de su hija Rubí Marisol (quien tenía 16 años) y entregarlo a estas mismas ineptas autoridades para que lo encarcelaran por su crimen. El asesino resultó ser un animal llamado Sergio Rafael Barraza, novio de Rubí (bueno, en los medios le llaman “pareja sentimental”).

Pero si las ineptas autoridades chihuahuenses no fueron capaces de encontrar al criminal, tampoco pudieron encerrarlo. El asesino confesó su crimen, lo describió y hasta indicó el paradero en donde escondió los restos del cuerpo de Rubí. A pesar de eso, los “jueces” (así se hacen llamar) decidieron dejar libre al asesino, por considerar que las pruebas eran insuficientes. Supongo que para estos jueces, una prueba suficiente sería que el asesino matara a su víctima frente a sus propios ojos y con muchos testigos… y quién sabe. Posteriormente, en una segunda instancia, otro juez solicitó que se aplicara sentencia inmediata al asesino. Demasiado tarde: Sergio Rafael decidió que lo mejor no era esperar sentadito en su casita a que las autoridades cambiaran de opinión, y se peló.

Al igual que Isabel Miranda de Wallace, Marisol decidió buscar por sus propios medios al asesino de su hija y entregarlo a las autoridades. A diferencia de Isabel Miranda, quien recibió un reconocimiento público hace poco de manos del Presidente Calderón, Marisol solamente recibió balas por parte de un cobarde y vulgar matón. La asesinaron frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, en donde ella se manifestaba para que se aplicara justicia.

Y como aquí en México se toman acciones hasta que hay varios muertitos, el imbécil gobernador de Chihuahua, César Duarte, ordenó suspender a los jueces que dejaron en libertad en su momento a Barraza. No tuvo los huevos para tomar acciones cuando Marisol le reclamaba justicia frente al Palacio de Gobierno y, ahora que la mataron frente a sus propias oficinas, realiza un desplante de machito ordenando la destitución de los jueces (y lo hizo no porque de pronto haya recuperado sus gónadas, sino porque no le queda de otra ante la presión de los medios y la opinión pública). Desplante que además resulta sumamente estúpido: Duarte, como cabeza del Poder Ejecutivo del Estado, no puede dar órdenes a otro poder (el Judicial) así nomás porque sí. Por otro lado, la destitución de un juez debe seguir un proceso legal y administrativo bien definido; esos jueces pueden ser tan hijos de daifa como se quiera, pero el cese de sus funciones se aplicó de forma arbitraria y violando sus derechos; los jueces podrían denunciar el hecho legalmente, cosa que seguramente harán, con la posibilidad de que no sólo se les restituya en el cargo, sino que además podrían recibir indemnización. Pero eso no importa: con su acción, el baboso del góber obtuvo el aplauso y los reflectores de los igualmente babosos ciudadanos que se dejan apantallar por estas acciones espectaculares pero ineficaces. Afortunadamente, la mayoría de los ciudadanos chihuahuenses (y de otras partes) no son tan tontos y en lugar de dar aplausos muestran indignación y exigen acciones.

Para completar este circo de lo absurdo, el cártel de Sinaloa se ofrece para aplicar “justicia” y matar a los asesinos de Marisol y de Rubí (podrían ser personas distintas, por supuesto). El mundo al revés en nuestro surrealista país.

El suceso no sólo es indignante, sino que también resulta una afrenta directa y una burla hacia los ciudadanos que exigen justicia y las autoridades responsables de aplicarla. No se puede creer que alguien pueda matar a una persona frente al Palacio de Gobierno con tal facilidad, más aún cuando la víctima tiene a la atención pública puesta en ella. ¿Hasta dónde llega la impunidad en Chihuahua? No es de extrañar entonces que ese estado se encuentre completamente en manos de los hampones. Por menos que eso, en países civilizados los gobernantes renuncian a su cargo, y en países incivilizados los cuelgan de una rama y les prenden fuego. Aquí no va a pasar nada, y no dude usted que el “señor gobernador” César Duarte se proponga en un futuro como dirigente del PRI, como Senador o hasta como precandidato a la Presidencia de la República.

.

Bueno, la dichosa película ya se estrenó en Estados Unidos y en algunos países latinoamericanos (en particular en Chile). La película recaudó casi 44 millones de dólares y va a la cabeza de la lista, superando a “El Oso Yogui” y a las “Crónicas de Narnia 3″… bueno, sinceramente la tiene mucho más fácil que la original de 1982, que tuvo que competir en taquilla contra “E.T.: el Extraterrestre”.

De acuerdo a los comentarios iniciales, la trama es una basura gigantesca, pero los efectos especiales hacen ver a “Avatar” como un video musical de los 80’s. Parece que las actuaciones no son tan malas (o tal vez el argumento es peor y por eso no se nota tanto), destacando Jeff Bridges quien, según algunos críticos, salva la película con su papel. La musicalización también ha recibido criticas muy favorables y, aunque Daft Punk nunca ha sido de mi agrado, reconozco que su monótono y repetitivo ruido le va bien a Tron.

En resumen, los puntos positivos de la película son sus efectos especiales, sus escenas de acción y su banda sonora; en pocas palabras, una experiencia visual interesante. La iré a ver con la actitud con la que veo una película porno: mientras el aspecto visual sea agradable, ¿qué diablos importa la trama?

.

Marcelino, birote y chela

Hace unos días se anunció el próximo estreno de una versión, al parecer mexicana, de la película “Marcelino, pan y vino”, aquella joya del cine melodramático con la que nuestros padres nos traumaron y torturaron cuando éramos niños (junto con “Remy” y “Candy, Candy”). Muchos chiquillos dejaron de acercarse a los crucifijos, por temor a que de pronto el Cristo crucificado se volteara y comenzara a hablarles (algo que a mí, incluso ahora, me provocaría una diarrea de dos semanas).

Supuestamente, se trata de una versión actualizada de la película original, aunque parece ser que dicha actualización se limitará a las cuestiones técnicas, pues se ambientará en la época de la revolución mexicana. Menos mal; si se adaptara a estos días, las charlas de Marcelino con el crucifijo serían causadas por un exceso de mota y no por un milagro, y la película terminaría con el suicidio de Marcelino a los pies de la cruz, para no sufrir más abusos sexuales de “fray Papilla”.

.

Aficionada… ¿a TRON?

En mi búsqueda de imágenes e información para la entrada anterior me encontré con esta aficionada a TRON (¿”tronada”?) Por el control que trae en la mano, suponemos que también le gusta jugar al Xbox. De pronto hasta me dieron ganas de jugar “Halo” (y eso es mucho decir).

.

Tron Legacy

Actualización (4/Feb/2011): finalmente pude terminar de redactar mi reseña sobre “TRON: Legacy” con mi opinión acerca de la película. ¿Cumplió mis expectativas? Sí, en muy buena parte, aunque con sus defectitos.

———————————————————————————

En un par de semanas se estrena la película de Disney “Tron Legacy”. Ya amenacé a mi esposa: si no me acompaña, me voy solo al cine (parece que eso sucederá, pues no se le ve la menor intención de acompañarme). La veré en pantalla gigante en 3D para disfrutar del espectáculo. Luego la veré de forma normal para meterme más en la trama, y quizás también la vea en español, a ver qué tal la doblan. Posteriormente, me compraré la película cuando salga en Blu-Ray. Oh, por cierto, no tengo reproductor de Blu-Ray, así que tendré que comprarme uno… y también una TV de LED con 3D para verla como debe ser. Bueno, eso suponiendo que no resulte un churro, en cuyo caso solamente la veré dos veces en el cine y nada más me la compraré en DVD.

Tron Legacy es, como puede suponerse, la secuela a la película Tron de 1982. La original no la vi en el cine, porque aún era un mocoso de 10 años que solamente iba al cine si lo llevaba su mami, y la mami de este mocoso prefirió llevarlo a ver otras cosas. La primera vez que vi Tron (tendría unos 10 u 11 años) fue en la flamante videocasetera Beta de uno de mis tíos, muy de moda en esos tiempos (la videocasetera, no mi tío), en una copia pirata. La película estaba en inglés, por lo que no entendí ni madres; pero eso no me importó, con los efectos especiales tuve suficiente. Cada vez que íbamos a Celaya con la familia aprovechaba y veía Tron de nuevo, tantas veces, que mis tíos me echaban carrilla: “Ponla otra vez Paco, yo creo que ahora sí ganan los rojos”. Pero como dice el dicho que “a palabras necias, oidos sordos”, simplemente ignoré lo que me decían y volvía a insertar el videocassette.

Intellivision with the game AstroSmash

El artefacto que me robó mi infancia y preadolescencia (y no me arrepiento). Fuente: Wikipedia.

El siguiente paso lógico era jugar el videojuego, pues si la película trataba precisamente sobre videojuegos, seguramente existiría alguno inspirado en Tron, ¿o no? Pues sí. Por esas fechas yo tenía una consola de videojuegos: el mítico Intellivision de Mattel (el Atari era más popular, pero el Intellivision dominaba). Mattel obtuvo la licencia de Disney y publicó tres juegos sobre Tron:

  • Tron: Deadly Discs” simulaba (muy, muy simulado) el combate con discos de la película. De los tres juegos, era el mejorcito y, según muchos, uno de los mejores juegos del Intellivision, aunque a mí realmente no me gustaba tanto.
  • Tron: Maze-a-Tron”, un juego bastante malito con un laberinto dentro de una computadora (literalmente dentro de la computadora: el laberinto estaba formado por chips y microcircuitos). Sin embargo, el sonido era muy bueno, y tenía el atractivo de enfrentarse cara a cara contra el MCP.
  • Tron: Solar Sailer”, un juego del dispositivo Intellivoice, que le permitía al juego hablar con voces humanas grabadas (algo totalmente innovador en esos años). Juego muy difícil y tedioso, tenía la gracia de contar con buena música (aunque algo repetitiva) y buenas voces, además de reivindicar como villanos a los temibles Reconocedores de la película.

Sobra decir que los jugué todos hasta el cansancio, al igual que la maquinita del videojuego “oficial” de Tron (aunque por mis reflejos de caracol y mi pulso de endulzadonas nunca pasé del primer nivel).

Este aparatejo me despojó de mucho del dinero que mis papás me daban por portarme bien y por no andar de vago jugando a las maquinitas.

Años más tarde, volvieron a proyectar Tron en el cine. En esos tiempos, las funciones eran dobles, con una película estelar y una de relleno. Tron iba de relleno junto con el re-estreno de “La Cenicienta”. Fui con unos vecinos y, aunque fue interesante ver a La Cenicienta (yo no la había visto), en realidad todos íbamos a ver Tron. Fue la primera vez que la vi con subtítulos; nuevamente no entendí ni madres, pero algunos detalles me quedaron un poco más claros.

Pasaron otros añitos y volví a ver Tron, en un video VHS. Nos habíamos inscrito por primera vez a un videoclub (los famosos “Video-Centro”) y nos llevamos algunas películas para verlas, entre las que estaba, por supuesto, Tron. Mi madre me quería ahorcar, pero no me dijo nada. Ahora con más calma y con la posibilidad de detenerla y volverla a ver, le entendí un poco mejor. En ese tiempo yo ya empezaba a dar mis pininos en las computadoras y me sorprendió ver que el argumento de la película, a pesar de ser completamente fantasioso, contiene algunos elementos y conceptos técnicos bastante cercanos a la realidad. El que hizo el guión sabía de lo que estaba hablando.

En el 2002, salió un DVD de edición especial celebrando los 20 años de la película. Obviamente, lo compré y lo vi varias veces. Era una versión “remasterizada”, con escenas mejoradas (al estilo del relanzamiento de “La Guerra de las Galaxias”), pero lo mejor estaba en el material adicional: un documental de dos horas, al estilo de “cómo se filmó”, con mucha información interesante sobre el filme. También salió un juego para PC, “Tron 2.0”, que conseguí (en este caso pirata, en la pulga) y jugué hasta terminarlo. En esta ocasión el protagonista es Jet Bradley, hijo del programador Alan Bradley, quien era amigo de Kevin Flynn (el protagonista de la película original) y creador del programa Tron. El juego resultó bastante aceptable, con muy buenos gráficos, sonido y música, al grado de que realmente se sentía toda la atmósfera de la película.

Con este breve relato se puede ver que la película me gustó un poquitín. ¿Cuánto me gustó Tron? Bueno, puedo afirmar que decidí estudiar lo que estudié (sistemas computacionales) gracias a Tron (o por culpa de Tron, como se quiera ver). Se podría decir que soy un fanático de Tron (aunque no a tal grado como para hacer esto).

La película original fue la primera en utilizar de manera extensiva imágenes generadas por computadora, en muchos casos combinadas con actuaciones reales. Curiosamente, Tron fue nominada solamente para el Oscar en vestuario y sonido, pero no para efectos especiales: la Academia no la tomó en cuenta por considerar que “hicieron trampa” al utilizar computadoras para los efectos.

Tron fue un fracaso de taquilla. Aunque IBM había lanzado sus primeras PCs en 1980, las computadoras todavía resultaban ajenas y exóticas para mucha gente. El argumento de la película era un poco oscuro, lleno de jerga computacional, que al final resultó difícil de asimilar. Agreguemos el hecho de que tuvo que competir en taquilla con la película de Spielberg “E.T.: El Extraterrestre” y tenemos una fórmula para el fracaso. Sin embargo, Tron se convirtió en una película de culto, idolatrada por todos los nerds a los que les encantó (me incluyo). Por otra parte, a pesar del fracaso en taquilla, Disney consideró que la animación por computadora tenía futuro en la industria, por lo que decidió apoyar económicamente al equipo técnico que desarrolló la película. A partir de ahí, unos años después se creó una división de Disney dedicada a las animaciones por computadora y de la que probablemente hayan escuchado mencionar en alguna ocasión: Pixar.

Para calentar motores, voy a desempolvar mi DVD de aniversario para ver de nuevo la película y recordar algunos puntos de la trama que seguramente ya olvidé. A los que nunca vieron la película original y pretenden ir a ver Tron Legacy, les recomiendo ampliamente que primero consigan y vean Tron, o de lo contrario podrían no entender la mitad de lo que ahí aparece. Además es una buena película. Les dejo aquí una muestra: la escena de la competencia de moto-luz, probablemente la mejor secuencia de la película.

Antes de que alguien venga y me diga que los gráficos apestan, y que cualquier ñoño podría hacer una animación mejor en una PC de cibercafé, les recuerdo que la película se hizo en 1982. En esa época, esto era tecnología de punta.

¿Cómo lucen las cosas 28 años después? Comparen con esta escena. Es el primer trailer de Tron Legacy, que también incluye una competencia de moto-luz.

Este es el último trailer para promocionar la película (hay otros dos, pero este me parece el mejorcito).

A partir de los trailers, se pueden deducir varias cosas:

  • El actor que hace del hijo de Flynn es bastante teto. No le veo finta de héroe de la película, y su actuación seguramente se verá opacada por Jeff Bridges y hasta por Olivia Wilde (aunque no precisamente por sus habilidades histriónicas).
  • Al parecer, Kevin Flynn regresó al interior de la computadora, pero quedó atrapado ahí durante años, y ahora su hijo intentará rescatarlo. Tierna historia… pero bueno, no hay que olvidar que es una película de Disney.
  • El villano en esta ocasión es Clu, un programa de Flynn que es eliminado en la película original por el MCP. Debe tratarse de una versión nueva del programa que, de cierta forma, se ha revelado contra su creador. Por cierto, Clu está personificado por una simulación computarizada de Jeff Bridges más joven.
  • Habrá acción en buena cantidad: combate con discos, moto-luz y hasta vehículos aéreos… y todo en 3-D.

Queda la incógnita sobre la posible reaparición de TRON en la película. Es probable, ya que en el trailer aparece Bruce Boxleitner en su personaje original de Alan Bradley, quien también personificó a TRON en la película original.

Lo que parece ser un hecho es que no veremos al MCP como villano, lo cual para mí es una lástima, ya que considero al MCP como un magnífico antagonista (aclaro, MCP no es Microsoft Certified Professional, sino “Master Control Program”. Otro tipo de villano, pues). Su voz era mucho más cool que la de Darth Vader, y su aspecto era muy atemorizante, como se puede ver en estas escenas de la película.

Esta es la primer imagen que se nos presenta en la película del MCP: un holograma mediante el cual se comunicaba con su achichincle Sark.

En esta escena clásica vemos al MCP de lejos, justo antes del clímax de la película.

Cerca del final de la película, TRON se encuentra frente a frente con el MCP en persona.

El MCP no trascendió debido a que el antecedente de una inteligencia artificial malévola en el cine era nada menos que HAL-9000, por lo que la barra estaba muy alta. En su favor, podemos decir que lo más que HAL-9000 hubiera podido hacer era matar a unos cuantos astronautas y echar a perder una misión espacial, mientras que el MCP llegó a amenazar con meterse a los sistemas de seguridad militares y desatar una guerra nuclear… y se le ocurrió esa idea mucho antes que a Skynet (de Terminator); la diferencia es que Skynet sí lanzó los misiles y el MCP no pero, bueno, ¿qué esperaban de una película de Disney?

En cuanto al argumento de la película original, debo reconocer que la historia tiene bastantes inconsistencias y escenas sin sentido. En ocasiones parece que la escena fue insertada a la fuerza, sin justificación, solamente para mostrar alguna animación por computadora interesante. En otros casos, se trata más bien de cuestiones ilógicas en la trama; por ejemplo, Encom (la empresa en donde supuestamente trabajaba Flynn) tiene ingenieros capaces de desarrollar un laser que puede trasportar la materia hacia el interior de la computadora (que es la premisa principal de la película), ¿¡pero al que ponen de Director General es al que programó un videojuego!? Además, el final es muy decepcionante: después de ver trepidantes escenas de moto-luz y combate de discos, uno espera un emocionante enfrentamiento final, con más acción en la pelea de Tron contra Sark, y un duelo más bien mental entre Flynn y el MCP; afortunadamente, la secuencia posterior a la destrucción del MCP está tan bien hecha (imágenes y música) que se perdona un poco el blando clímax.

Ahí estaré, en primera fila, para ver Tron Legacy. Realmente no espero mucho por parte de la historia, con que sea una trama un poquito más consistente que la de la película original me conformo. En lo que Tron Legacy seguramente no decepcionará será en las escenas de acción y los efectos especiales. De acuerdo a lo que se ve en los trailers, todo apunta a que la película será un verdadero agasajo visual, incluyendo, por supuesto, a Olivia Wilde:

Esa es la actitud.

El programa Quorra. Ojalá así estuviera el programa de pedidos de mi changarro.

Ya les estaré comentando en un futuro si la película valió o no la pena. 28 años de espera es mucho tiempo.

.

MexiLeaks

Sorprendentes e impactantes revelaciones sobre México en los cables de WikiLeaks:

  • Los gringos opinan que el ejército mexicano no cuenta con el marco legal que le permita dar mejores resultados en la lucha contra el narco. También piensan que son lentos.
  • Hillary Clinton sospecha que el Presidente Calderón anda estresado por lo de la guerra contra el narco y los problemas económicos del país.
  • El gobierno mexicano cree que Hugo Chavez aportó (y aporta) dinero para la candidatura de López Obrador.

Caray. Jamás me lo hubiera imaginado. Seguramente también piensan que Carstens estaba muy panzón, o que la “maistra” Gordillo sale a pedir Halloween sin máscara. He quedado anonadado.

Una de dos: o lo del WikiLeaks es un fraude, o el servicio de inteligencia gringo ya no es lo que era. Más que trabajo de inteligencia, parecen las opiniones de Dulce María (la chikimami ex-RBD) sobre la política mexicana. Espero que pronto salga algo verdaderamente relevante; por ejemplo, la confirmación de los nexos del dipunarco Godoy con “La Familia”, o algo más conspiranoico como la participación de Greenpeace para evitar el uso de transgénicos en México, para que no bajen las importaciones de productos agrícolas de los Estados Unidos. Pero hasta ahora el asunto no ha pasado de chismes de periodiquito de izquierda.

.

A %d blogueros les gusta esto: