Archive for enero, 2012


Candidatazos

Por un lado, tenemos a un orate que propone una “República amorosa” (lo que sea que eso signifique). Por otro, tenemos a un candidato ignorante (pero guapo, eso sí) que trae detrás a todo un grupo de siniestras figuras de la política de ayer. Y en la otra esquina del triángulo, estamos decidiendo entre un senador que no hizo nada como Secretario de Gobernación (excepto dar permisos de casinos a lo bestia), una mujer que dice que debe ser candidata solamente por ser mujer, y un tipo sin carisma que ni siquiera puede tener la concentración en un debate como para acordarse de cómo se llama su jefe.

Qué tristeza. Cinco candidatos, y ninguno vale la pena. Pero, ¿de qué nos sorprendemos? No son más que el reflejo del bajísimo nivel que tienen nuestros políticos en estos momentos.

Anuncios

Para animar un poco el blog y antes de que me lo prohiba la ley SOPA, les dejo aquí a una aficionada veraniega en pleno invierno (que al cabo ni frío está haciendo).

¿Frío? ¿Cúal frío?

Megacrapload

A estas alturas ya es de todos conocido el caso de los arrestos del FBI contra el creador del sitio Megaupload y otros tantos empleados del mismo servicio de almacenamiento de música y películas pirata archivos electrónicos.

Hoy pude ver en las noticias las fotos de la residencia que el creador de Megaupload tiene en Nueva Zelanda. Bonita, por cierto.

Al parecer, el FBI publicó las fotografías para intentar convencernos sin mucho éxito de manera contundente sobre lo lacra que era el dueño de Megaupload. Definitivamente, nadie podría tener una casa como esa trabajando honradamente (ni artistas, ni políticos, ni grandes empresarios).

Para que el efecto sea todavía más grande, yo le sugiero al FBI que, a un costado de las fotos de la mencionada residencia, coloque también fotos de las humildes casitas de interés social de los dueños de las grandes empresas del entretenimiento (estudios cinematográficos, casas disqueras, estudios televisivos), o hasta de los magnates de la industria del software (como Bill Gates o el recientemente fallecido Steve Jobs) que, como todos sabemos, viven modestamente con el poco dinero que les deja su nada lucrativa actividad. Con eso nos quedará muy claro lo injusto que resulta que un pirata gandalla como el dueño de Megaupload les afecte en sus ganancias a todos esos empresarios que, sin afán de lucro y motivados únicamente por la difusión de la cultura y las artes, realizan con mucho esfuerzo sus actividades en la industria del entretenimiento.

Ahora que, si ya andaban en esas, hubieran aprovechado para meter al bote a los de “De’poop’sitfiles”, probablemente el peor sitio de almacenamiento masivo de archivos en el mundo. Esos sí merecen la cárcel por su servicio tan malo.

Monster High

Monster High dolls from 2010

Monitas Monster High (via Wikipedia).

Hoy me encontré con una noticia en Yahoo! que se sale de la norma y realmente era interesante.

La nota comenta sobre los cientos (o miles) de niñas que se despertaron hoy esperando encontrar, a un lado de sus tiernos zapatitos, una no tan tierna muñequita Monster High (de esas que están de moda), y que se llevaron una gran tristeza al encontrar puro platillo típico poblano en su lugar. ¿La razón? Las dichosas monitas están agotadas en las tiendas de juguetes.

Hasta aquí, la nota podría considerarse típica de la basura que normalmente publica Yahoo! Noticias, pero también nos informa que las muñequitas sí se podían conseguir en los tianguis y el comercio informal, ese que florece como ratas en cañería gracias al apoyo del Carnal Marcelo y demás gobernantes izquierdositos (bueno, votos son votos). El inconveniente no es que no den factura, sino que las monas alcanzaron precios de hasta $2,000.00 pesos, cuando en las tiendas caras apenas llegan a $400.00. Un abuso.

El Lic. Marcelo Ebrard en conferencia diaria c...

Monito Monster de la "high" (Image via Wikipedia)

Curioso que todos los “progres” izquierdositos se la pasan criticando al “capitalismo caníbal” y a los abusos de las fuerzas del mercado… pero apoyan por completo a los comerciantes “informales” (término políticamente correcto y bonito para nombrar a un grupo de delincuentes que cometen el delito de no pagar impuestos por lo que venden). Esos mismos comerciantes informales que no tienen empacho de aprovecharse de la ley de oferta y demanda y que se sirven con la cuchara grande, olvidándose de los conceptos cristianos y amorosos que promueve su líder mesiánico. Confirmo lo que siempre he pensado: aquí en México, los “izquierdistas” son en realidad ultraderechistas que nacieron jodidos.

Esta es una probadita de lo que tendríamos con la “República Amorosa™“: acaparamiento, comercio informal y precios elevados… y no sólo con los juguetes.

 

A %d blogueros les gusta esto: