Category: Informática e Internet


Ectivismo

El jueves pasado anduve ocupado en varios asuntos y no me pude conectar a internet. Pero ayer viernes que regresé a mi vida en línea, me encontré con un interesante asunto en Twitter. Algunos tweets hacían referencia a un TT denominado #Ectivismo. Me llamó la atención así que me puse a investigar un poco. Encontré lo siguiente.

Ectivismo. Con "e". Es como una arroba pero usan una E. ¿De Enrique, tal vez? ¿O pretenden darle un aire tecnológico, de redes sociales e internet?

El Ectivismo es un movimiento, supuestamente integrado por jóvenes mexicanos, que busca mejorar las cosas en el país mediante activismo político. Lo mejor que se les pudo ocurrir a estos jóvenes para arreglar a México es votar por Enrique Peña Nieto. Oh, si. Por supuesto que todo lo hacen con una actitud positiva, de buen rollito y con mucho entusiasmo (claro, hay gente que se entusiasma con una torta y un refresco).

Hasta aquí, todo bien. Es perfectamente legítimo y válido que el PRI, como partido político, organice a un grupo de ciudadanos para apoyar a sus candidatos. El problema no es ese, sino las tácticas cuestionables que este grupo está aplicando dentro de las redes sociales.

Durante el día de hoy en Twitter, los “Ectivistas” se han jactado de que lograron establecer a “#Ectivismo” como Trending Topic mundial durante un buen rato. Sin embargo, los internautas (que, a diferencia de lo que los politicos piensan, no son nada pendejos) de inmediato se dieron cuenta de que algo olía mal. Por ejemplo, vea estas pantallas que están circulando en varios tweets:

Tweets idénticos enviados por personas diferentes.

Otros más.

Así es. Personas diferentes “twiteando” frases idénticas, al mismo tiempo. ¿Cómo es eso posible? Solamente con bots.

Esto parece una estupidez. ¿Quién invertiría tiempo y recursos para posicionar, de forma artificial, un Trending Topic en Twitter, con el único fin de fomentar a una organización que apoya a un candidato? Pues los mismos que siempre han aplicado el acarreo para llenar mítines. Le dicen “mostrar el músculo”. Los políticos piensan que llenando un local con gente nos vamos a apantallar y nos convenceremos de que el tipejo “tiene apoyo”, “jala gente”, “es un líder”. En la realidad, hace muchos años que nos damos cuenta de que es acarreo y que, tristemente, hay muchas personas que están dispuestas a echarle porras a alguien que ni conocen, a cambio de una torta y un refresco.

Hasta eso, debo reconocer que el PRI está mostrando ingenio para llevar el tan conocido y deplorable mecanismo político del acarreo a las redes sociales. Es cierto, el Peje también lo hace y durante los “debates” del PAN se detectaron bots de Ernesto Cordero y de Vázquez Mota, pero el PRI lo está haciendo con estilo. ¿Que son muy obvios? Bueno, si continúan utilizando el acarreo a pesar de que hace años que quedó obsoleto, ¿qué podemos esperar? Si tuvieran más de 10 neuronas funcionales, a lo mejor nos lograrían engañar.

He aquí al nuevo PRI. Adaptando sus viejas mañas a los nuevos medios. Y lo van a demostrar gobernando.

Anuncios

10/10/10

Navegando un poco en Internet sin rumbo fijo, me encontré algunos sitios en donde hablan sobre la “cabalística” fecha del día de hoy: 10/10/10. Según estos sitios, y de acuerdo a la numerología (demostradísima ciencia exacta, supongo,) esta fecha es súper-ultra-mega-importantísima para cualquier fumada que se les ocurra. Estos son algunos de los sucesos que, según personas sin muchas neuronas ni cosas de provecho que hacer, sucederán hoy:

  • Iniciarán los fenómenos climatológicos que desembocarán con el fin del mundo en el 2012.
  • Se abrirá una puerta inter-dimensional (lo que sea que eso signifique).
  • Finalmente haremos contacto oficial con los extraterrestres.
  • Nacerá el anticristo.
  • Se canalizarán todas las fuerzas mentales para que los Illuminati dominen el mundo.
  • Despertará el verdadero poder de los niños índigo.
  • Comenzará una era de felicidad y abundancia.
  • Iniciará un movimiento revolucionario en México (por mucho, la opción más probable, a pesar de ser tan improbable.)

Supongo que hoy también es cumpleaños del chupacabras, de Pie Grande, del monstruo del Lago Ness y del muñecote de hule que usaron para la autopsia del extraterrestre de Roswell.

Bien, desde mi punto de vista, esta es una gigantesca tontería. Podríamos decir que las fechas son, simplemente, una convención establecida para ponernos de acuerdo sobre la denominación que le damos a cada día. Podríamos recordar que el papa Gregorio XIII aplicó un cambio en el calendario, eliminando diez días de golpe por sus pistolas (por eso se le llama “calendario gregoriano”.) Podríamos argumentar que octubre originalmente no es el décimo mes, sino el octavo, y que un ajuste hizo que el año comenzara en enero y no en marzo. Pero lo más sencillo es enfatizar el hecho de que la fecha resulta curiosa, simplemente porque acostumbramos abreviar el año de nuestras fechas con dos dígitos. Hoy es 10/10/2010, lo que no tiene nada de especial.

Lo más simpático es que hubo una noticia que se publicó en varios diarios argentinos y españoles, y tal vez en otros lugares más (encontré una nota en un diario de Coahuila, pero tenía más bien un tono burlón.) La nota hacía énfasis en el “insólito evento de tener un mes de octubre con 5 viernes, 5 sábados, y 5 domingos”, algo que, según la nota, ocurre una vez cada cientos de años. No sé que se entienda por “cientos de años”, porque octubre también tuvo 5 fines de semana en 2004, 1999, 1993, y los volverá a tener en el 2021. Así que el hecho no es muy “insólito” que digamos.

Parece que todo este rollo se le ocurrió a alguien que lo empezó a difundir en Twitter, diciendo que el evento de los 5 fines de semana en octubre ocurre cada 555 años, según el calendario babilónico, a lo que se le llamaba el “décimo feliz” (sí, a mí también me dio risa.) Bueno, lo de los 555 años es completamente falso (pero supongo que lo inventaron para que se relacionara con la cuestión de los 5 viernes, 5 sábados y 5 domingos,) sin mencionar que la idea se basa en uno de los calendarios más primitivos e inexactos que han existido, pues al tener un sistema sexagesimal, los babilónicos formaron un año de 360 días, que tuvo que ajustarse constantemente para que coincidiera con el año solar. Los mayas les pudieron haber dado unas clasecitas sobre cómo medir el tiempo, con la mano en la cintura y los ojos vendados.

Lo demás fue, simplemente, una consecuencia del rumor. Todos los aficionados a las cuestiones del New Age, la kabbalah, las teorías de la conspiración y todas esas tarugadas pronto se tragaron el cuento sin filtrarlo primero por el colador del sentido común, obteniendo al final la ridícula lista de eventos que puse al inicio de la entrada. No me extrañaría ver mañana en el noticiero la buena cantidad de orates que, de seguro, fueron a treparse al castillo de Chichén-Itzá o a la pirámide del sol en Teotihuacán, para recibir las “energías místicas” de la cabalística fecha. Y si creen que estoy exagerando, pueden revisar esta liga, en donde los blogueros, con auténtica preocupación, promueven un movimiento para evitar que la gente medite e invoque energías positivas en estas fechas porque, según ellos, son fuerzas que están siendo utilizadas por los Illuminati y el Nuevo Orden Mundial; afirman además que esas fuerzas fueron las responsables de los huracanes que hemos sufrido en estas fechas, e incluso de los terremotos de Haití y de Chile. No es broma, aunque lo parezca: existe gente que en verdad cree estas tonterías.

Para terminar, y ya entrados en temas metafísicos paranormales esquizofrénicos, les dejo una lista de mis predicciones para el año 2012:

  • El 2012 comenzará el 1 de enero… del 2012.
  • Nos irá del nabo en los juegos olímpicos de Londres.
  • El “Peje” hará berrinche al perder la elección con menos del 15% de los votos.
  • La selección mexicana cambiará de técnico.
  • Niurka se divorciará, o se volverá a casar, o ambas cosas.
  • Los verdes seguirán en la “División de Ascenso” (aunque tal vez se llame de otra manera.)
  • Un cantantillo que esté perdiendo popularidad saldrá del clóset.
  • El 2012 terminará el 31 de diciembre. Y ese día brindaremos agradeciendo que no se acabara el mundo.

Les aseguro que atinaré a casi todas mis predicciones. Y eso que no soy pulpo.

.

En una ocasión, durante mis años mozos de estudiante de carrera, hice una lista de 10 puntos relacionados con el uso de las computadoras que me sacaban de mis casillas. La lista pretendía ser simpática, con ese típico humor nerd que solamente los que estudiábamos "sistemas" entenderíamos. En esos tiempos apenas comenzaba el internet, y sólo estaba al alcance de unos cuantos privilegiados.
 
Recuerdo que uno de los puntos en los que todos coincidíamos era aquel en el que se tenía que configurar qué tipo de memoria se usaría para ejecutar un programa en particular. Me explico: en aquellos años, las PCs solamente podían manejar hasta 640 Kb de memoria (si, Kb). Ese era el máximo de memoria que el sistema operativo D.O.S. podía reconocer y administrar. Para utilizar más memoria, era necesario instalar y utilizar alguna utilería externa. La memoria adicional podía configurarse como "memoria extendida" o como "memoria expandida", con algunas diferencias entre ambas. El problema es que los paquetes de software(normalmente los juegos) solamente utilizaban alguno de los dos tipos de memoria, por lo que era necesario casi siempre apagar y encender la PC para cargar un esquema diferente de manejo de memoria y poder utilizar otro programa. Aunque las PCs de ese tiempo arrancaban casi de inmediato y no existía el multitasking (por lo que no tenía sentido querer ejecutar dos programas de forma simultánea), de todos modos era un dolor en salva sea la parte.
 
Afortunadamente, la tecnología evoluciona. Pero las nuevas tendencias no están libres de fallas, errores de diseño o simple estupidez computarizada, por lo que aquí presento la lista actualizada de las 10 cosas que me provocan mayores dolores de cabeza al utilizar una computadora.
 
Inicialmente, pensaba ponerlas todas en una sola entrada, pero al ver que cada punto se iba expandiendo y que la entrada resultaba demasiado larga, he decidido dividirla y poner un punto por entrada, a manera de una cuenta regresiva, en orden de nivel de irritación que me causa cada punto. Esto también funciona como una forma barata de mantener en suspenso a los millones de lectores de este blog. Por lo tanto, comenzamos con:
 
10. Las interfaces "creativas" del software abierto
 
Cuando hablo de software abierto, me refiero al conocido como "open source" que generalmente es gratuito. Además, en este punto hablo únicamente de las versiones de software abierto que se desarrollaron para Windows.
 
El software abierto es muy variado en cuanto a calidad y funcionalidad. Hay software que hace lo suficiente para la mayoría de los usuarios, pero no para los que desean explotarlo al máximo. Hay también algunos programas que le dan batalla a las versiones comerciales y que en algunos casos hasta las superan. Y también hay paquetes abiertos que no valen ni el ancho de banda usado en la descarga.
 
Pero el aspecto del que quiero hablar en esta entrada es referente a la interfaz gráfica que tienen la mayoría de estos programas. Probablemente la creación de una interfaz nueva sea válida en un ambiente Linux, donde no se tiene la certeza sobre la personalización de la interfaz del sistema que tiene cada usuario en particular. Pero en el caso de Windows se cuenta ya con una interfaz de usuario propia del sistema operativo. Entonces, ¿para qué desarrollar una interfaz diferente, con elementos gráficos distintos y con un comportamiento de ventanas, botones y comandos que no cumplen con el estándar del sistema operativo? ¿Para qué obligar al usuario a que aprenda a usar no solamente las funciones del software, sino también una interfaz totalmente ajena a lo que está acostumbrado?
 
Señores desarrolladores de software libre, les agradezco que pongan en nuestras manos sus herramientas gratuitas. Pero también les informo que Windows ya tiene una interfaz de usuario probada, depurada, y que funciona bastante bien, gracias. Si quieren ser creativos, inscríbanse en un curso de pintura o en un taller de poesía.
 
Como resultado de las "novedosas interfaces" que les ponen a algunos programas abiertos, tenemos:
  • Ventanas que permanecen siempre en primer plano, aunque estemos usando otra aplicación.
  • Ventanas que no se muestran cuando se necesitan.
  • Ventanas que no se pueden mover, minimizar, cambiar de tamaño o cerrar. O algunas que pueden cerrarse, pero ya no hay manera de volverlas a abrir.
  • Ventanas, combos o listas demasiado pequeñas para su contenido… y sin barras de desplazamiento.
  • Opciones de menú que aparecen aún cuando la opción no aplica (y claro, al seleccionarlas no pasa nada… o la aplicación truena).
  • Aplicaciones que no pueden abrir más de un archivo a la vez… o que para hacerlo abren una instancia completa de la aplicación.
  • Aplicaciones que no aparecen en la barra de tareas o en la lista de aplicaciones al oprimir Alt+Tab.
  • Atajos de teclado que hacen cosas inesperadas (por ejemplo, Ctrl+C en lugar de copiar, cierra la aplicación).
  • Elementos gráficos que nos toma cerca de 5 minutos deducir que son botones.
  • Interfaces políticamente incorrectas (no, ese tema visual en el que los botones salpican de sangre y se oye un grito al hacer clic en ellos no es cool, y no lo pienso usar en la oficina… ni tampoco ese de las muñequitas hentai semidesnudas como fondo de la aplicación).
  • Íconos poco familiares (¿Este botón qué hace? ¿Imprime? ¿Pero qué se supone que es el dibujito? Ah, ¿un cincel y un martillo? ¡Qué original!)
  • Barras de herramientas que no se mueven, no se pueden fijar a la ventana principal, no se pueden ocultar y tampoco se pueden personalizar.
  • Opciones con "checkbox" cuando lo adecuado es un radio botón o una lista.
  • Comandos de "deshacer" que deshacen algunas opciones pero otras no.
  • Interfaz "personalizable" a través de combinaciones de colores o temas que resultan ilegibles, inutilizables o dañinos si se observan directamente por más de 10 minutos.
  • Cuadros de diálogo que deberían ser modales y no lo son.
  • Y un largo etcétera.
 
Al final, el uso de ciertos programas abiertos es una verdadera tortura, e invertimos la mitad del tiempo haciendo a un lado alguna estorbosa ventana, repitiendo comandos, buscando opciones en los confusos menús y minimizando las ventanas de otras aplicaciones para que no tapen las ventanitas de comandos o de herramientas de la aplicación.
 
Mención especial para los programas que permiten agregar componentes desarrollados por terceros. Es una gran idea, pero al no establecer criterios de estandarización para esos componentes (porque, usted entiende, luego se pierde el concepto de "abierto"), se tiene como resultado un software que no es consistente en su uso ni consigo mismo.
 
Podría ser una frivolidad, pero considero que éste es uno de los aspectos que evitan que el software abierto se difunda y se utilice con mayor fuerza. Una pena, porque se pueden encontrar muy buenos programas que resultan difíciles de usar sólo por tener una interfaz "novedosa, moderna y potente" pero ineficaz.
A %d blogueros les gusta esto: