Tag Archive: Televisa


Teletón

"¡Miren, me robaron 75 centavos para dárselos al Teletón y enriquecer a Azcárraga! Por favor, no se fijen en las porquerías que compré y que me trago todos los días... ¡lo importante es la transa!"

“¡Miren, me robaron 75 centavos para dárselos al Teletón y enriquecer a Azcárraga! Por favor, no se fijen en las porquerías que compré y que me trago todos los días… ¡lo importante es la transa!”

Se acerca el ya conocido “Teletón” y, como todo “Ciudadano Combativo y Revolucionario™” debes estar en lo “IN”. O sea, hay que criticar al Teletón, a Televisa y a todo lo que se les acerque aunque sea poquito. Por eso, te traemos unas sencillas instrucciones para que apantalles a todo chairo anarco de ansia trasgresora; no te preocupes, es algo muy fácil de hacer y no corres ningún riesgo físico o económico:


  • Paso 1 – Asiste a una tienda de autoservicio de las que integran la “Legión del Mal™” (tip: un Soriana). Olvida por un momento que son tiendas vetadas por “El Movimiento®” y que en teoría no deberías de comprar ahí; el fin justificará ampliamente los medios.
  • Paso 2 – Compra un par de artículos. De preferencia, algo de botanas baratas para que demuestres que no sólo te preocupas por tu economía sino también por tu salud. Deben ser pocos artículos para que el monto total no sea mucho, pero (y esto es muy importante) asegúrate de que el total no sea un número redondo (o sea, sin centavos). Si hacer sumas no es lo tuyo, usa una calculadora o pídele ayuda a alguien.
  • Paso 3 – Ve a la caja y paga tus artículos. Cuando la cajera te pregunte si quieres redondear tus centavos, dile que sí. Sabemos que hemos insistido siempre en que el redondeo es una mala y maligna actividad malísima que le regala millones de millones de pesos a los poderosos y a los malvados empresarios, pero hazlo por “La Patria®”.
  • Paso 4 – Ya en la comodidad de tu casa, tómale una fotografía al ticket. Si tiraste o perdiste el ticket, repite los pasos 1 a 4.
  • Paso 5 – Sube la fotografía a las redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram, etc. Menciona que te descontaron para el Teletón sin preguntarte, o que te aplicaron el redondeo a pesar de que te negaste o, mejor aún, ambas cosas. Estarás mintiendo, sí, pero recuerda que mentir es bueno cuando se hace por un bien mayor. Si en este paso el sentido común te hace pensar que lucirás muy mezquino quejándote por 75 centavos, no cedas a tus instintos; recuerda que el sentido común es un invento del imperialismo rapaz y no es necesario que lo tengas o utilices para pertenecer a “El Movimiento®”.
  • Paso 6 – Es posible que algunas personas cuestionen tu historia y que te pidan que demuestres que la tienda te aplicó el redondeo sin preguntar. Como no lo podrás comprobar, limítate a atacar a quienes te cuestionen acusándolos de “agachones”, “prianistas”, “aliados de los corruptos”, etc. Diles que el Teletón es una farsa para que Televisa y los poderosos ganen millones y millones de pesos, utilizando siempre la frase “evaden impuestos” en lugar de decir “deducen impuestos” (si no sabes la diferencia entre “evadir impuestos” y “deducir impuestos”, no importa; tu sólo di que evaden). Al final cierra tus respuestas con el clásico e infalible “tu sigue votando por Peña y haciendo más ricos a los corruptos”.

¡Listo! Ahora todos tus amigos (o, por lo menos, los más tontos) te admirarán por tu valentía, tu espíritu de lucha y por “no dejarte” de los abusos de “Los Poderosos™”. Cierto, en algunos casos quedarás como un miserable codo por quejarte de que te cobraron 75 centavos de más o como un baboso que no se fija al pagar sus compras, pero no olvides que ese es un insignificante sacrificio que vale la pena pagar a favor de “La Patria™”. Venceremos.

Nota: el artículo que inspiró esta entrada está aquí.

Canelitas

Me uno a la opinión de muchos: el “Canelo” Álvarez es un fraude. O bueno, tal vez él no, pero sus peleas sí lo son. Y las transmisiones de box de Televisa, también.

En la pelea de este sábado, Televisa llegó al extremo de agregar soniditos de golpes cada vez que el “Canelo” lograba conectar a su adversario, y en varias ocasiones incluso cuando fallaba su golpe (o será que es tal la fuerza de sus golpes que hasta suena cuando le pega al aire). Una verdadera burla para los televidentes, usando una estrategia similar a la de las risas grabadas del “Chavo del 8”.

Por lo general, al “Canelo” le ponen puro tronco como contrincante. Este sábado el boxeador inglés no era realmente un bulto, sino más bien un adversario que aceptó participar en la burla. Se veía ágil y con ciertas cualidades, pero se dedicó a bailar sobre el cuadrilátero y a intentar esquivar los golpes del “Canelo”, pero nunca intentó aplicar una combinación agresiva sobre el pelirrojito preferido de Televisa. Aún así, los pocos golpes que logró conectar el inglés hicieron tambalear por momentos al “Canelo”.

Por su parte, el “Canelo” le aplicó tantos golpes a su oponente que, si tuvieran la fuerza esperada, hubieran noqueado al inglés desde el 5° round. La forma en que detuvieron la pelea en el último round me pareció exagerada, pero bueno, seguramente eso decía el “guión”, para que la gente comente que “¡fue una pelea super emocionante, ganó por K.O. en el último round!” Sí, claro.

No cabe duda que lo único bueno del “Canelo” Álvarez es su ex-novia, ¿o no?:

¿Qué tal una pelea a 24 rounds? Ah, y también anuncia colchones (los que usa para dormir, supongo).

El “Canelo” es un ídolo artificial, creado por Televisa para competir con las transmisiones de “Box Azteca” pero, sin ser particularmente buenas, las del Ajusco son infinitamente mejores a las vaciladas de la cadena de Azcárraga. Aquí parece adecuado revisar la tarjeta de don Lama, Lama, Lamiiiitaaaaa:

“¡Dieh’ puntoh’ para Box Ah’teca, cero puntoh’ para Televisa! ¡La tremenda golpiza infame que ehtá recibiendo la televisora sin oponer resistencia hace que todoh’ le pidamo’ al tercero sobre la lona que termine la pelea por piedá’ y misericordia!”

.

Vetado

La noticia irrelevante de la semana: me entero a través de Yahoo Noticias (el mejor sitio de noticias irrelevantes del mundo) que a Kalimba lo han vetado en Televisa.

¿Fue acaso por violador? ¿Por pederasta? ¿Por caliente? ¿Por andar haciéndole al “Maciel” sin ser sacerdote? No, ninguna de esas razones (si por eso Televisa vetara a sus artistas, habría muchísimos vetados).

Oficialmente, la televisora lo vetó porque prefirió dar una entrevista a su rival TV Azteca después de ser declarado inocente de los cargos de violación (pero después de la revolcada que le puso el fiscal periodista Loret de Mola al pobre Kalimba en cadena nacional, ¿qué esperaban los de Televisa?) Los rumores dicen, sin embargo, que el veto se debió a que la televisora pretendía invitar a Kalimba al programa de Niurka (fuerte aspirante a los “Golden Globe Awards“) para enfrentarlo con Deyanira Rubí Daiana, la niña que lo demandó por violación; sobra decir que, de ser cierto, el cantante seguramente se negó a que sigan pisoteando su dignidad para subirle el rating a la cubana.

Por lo pronto, Televisa ha prohibido a todos sus programas y conductores que inviten, entrevisten o siquiera mencionen a Kalimba (lo cual debe ser un alivio para el cantante), metiendo en serios aprietos a los “guionistas” de programas como “Hoy”, que la mitad del programa lo llenaban hablando del Caso Kalimba y la otra mitad haciendo bailar a los conductores.

Noticia irrelevante, es cierto, pero nos da un muy buen ejemplo del nivel moral de nuestras televisoras mexicanas.

.

El lunes por la noche vi en el noticiero del "teacher" López Dóriga un reportaje sobre sexoservidoras, lo cual (como era de suponerse) llamó de inmediato mi atención.
 
En el reportaje presentaron el caso de una jovencita de 17 años (creo que su nombre artístico era "Andrea"). La muchachita ha trabajado en la profesión más antigua del mundo desde sus tiernos 13 años, explotada por su tía que también era sexoservidora (por eso mi esposa se enoja cuando le enseño al niño cómo usar la computadora). Resultaba curioso ver la total naturalidad con la que la niña explicaba su forma de trabajo y los pormenores de su oficio.
 
Posteriormente, el reportaje hizo énfasis en los anuncios del periódico, en donde se hace publicidad a este tipo de servicios. En particular, dirigieron sus ataques a tres periódicos específicos: Metro, Reforma y El Norte, todas publicaciones del Grupo Reforma. Incluso mostraron las páginas de esos diarios en donde se anuncian las sexoservidoras. Desafortunadamente, censuraron los avisos en la pantalla y no pude anotar ningún teléfono ni ver ninguna de las fotos con claridad.
 
Es cierto, en este tipo de servicios se pueden encontrar muchos casos de prostitución infantil y trata y explotación ilegal de personas. Lo que me llamó la atención del reportaje, sin embargo, era la postura un poco escondida de acusar a los anuncios del periódico como si fueran los únicos culpables de toda la situación. Llegó un momento de la entrevista en que quedaba claro que no sólo los malvados culpables de la trata infantil eran los periódicos que publicaban esos anuncios, sino que eran, en particular, los tres periódicos mencionados. Olvídese usted de carencias económicas, explotación, redes internacionales y de todas esas nimiedades: para resolver el problema hay que quitar los sexi-anuncios del periódico (y sólo de esos tres periódicos) y asunto arreglado.
 
De pronto recordé aquel caso de los intermediarios en la venta de medicinas. ¿Recuerda usted? Durante semanas, los noticieros de ambas televisoras atacaron sin piedad a Casa Saba, la mayor empresa distribuidora de fármacos en nuestro país, culpándola de aumentar los precios de las medicinas de forma artera. Aunque esto es verdad, ¿fue acaso el gran sentido social de las televisoras lo que las impulsó a denunciar este hecho de forma implacable? Pues no, la razón era mucho más simple y mezquina: Isaac Saba, el accionista principal de Grupo Casa Saba, había solicitado a la SCT la concesión de un canal de televisión abierta, en el que pretendía transmitir por medio de sus socios comerciales de Telemundo y NBC, y proporcionar una opción más de televisión abierta al público mexicano. Los ataques de las televisoras terminaron de la noche a la mañana, en cuanto Telemundo desistió de su intento por crear un canal abierto de televisión en México. Casa Saba sigue lucrando con los precios de las medicinas como siempre lo ha hecho; pero matar viejitas y enfermos no fue su gran pecado, sino intentar abrir una opción de televisión que combatiera contra el duopolio Televisa-TV Azteca.
 
Con este referente, me queda claro que a Televisa no le preocupa en lo más mínimo la situación de muchas niñas que, como Andrea, son obligadas a prostituirse. Algo debe haber hecho Grupo Reforma para hacer enojar a Televisa. De otra forma, no se explica por qué atacan a un problema grave como lo es la explotación sexual, señalando a uno de sus síntomas (los anuncios en el periódico) como si fuera una de las causas, y además lo hace con tres publicaciones específicas de Grupo Reforma. Sin duda pronto sabremos la verdadera razón detrás de esta "noticia".
A %d blogueros les gusta esto: